Nacional

Querétaro pierde la paz: se disparan delitos

En Querétaro la tendencia en robo a transeúntes, transportistas y vehículos, el cual aumentó hasta 40 por ciento; mientras que en tres meses la cantidad de denuncias de secuestro ha sido la décima parte de las registradas el sexenio pasado.
Rivelino Rueda
13 abril 2016 22:9 Última actualización 14 abril 2016 5:0
Imagenes del robo a la joyería en Saks Santa Fe. (Cortesía)

Imágenes de robo. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo a estadísticas de incidencia delictiva del fuero común del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en lo que va de la administración del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, han incrementado diversos delitos entre el 40 y el 50 por ciento.

Un ejemplo es la tendencia en robo a transeúntes, transportistas y vehículos, el cual aumentó hasta 40 por ciento; mientras que en tres meses la cantidad de denuncias de secuestro ha sido la décima parte de las registradas el sexenio pasado.

Los empresarios de la entidad también se han pronunciado por el incremento de los índices delictivos. Alejandro Cabrera Singler, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), aseguró que los integrantes de ese organismo se han visto afectados por la delincuencia, ya que se han registrado en sus empresas robos de maquinaria, motivo por el cual han invertido en más personal de seguridad.

Otro de los delitos que repuntó en Querétaro desde que Domínguez Servién asumió el cargo fueron las agresiones sexuales contra mujeres. De acuerdo a cifras del SNSP, en los primeros tres meses del gobierno panista se registraron 87 violaciones. En promedio, al mes hubo al menos 29 casos, cifra que rebasa la media anual del sexenio anterior, que fue de 23.71.

El informe del SNSP resalta que las denuncias de robo a transeúntes sin violencia casi se han duplicado en la entidad, ya que “durante el último trienio de 2015 hubo 61 denuncias”. Del promedio de 13 robos mensuales en el gobierno del priista de José Calzada, se pasó, en los últimos tres meses de 2015, a 20 casos.

En cuanto al robo a transeúntes con violencia, el aumento es de 143% en el último trimestre de 2015. Es decir, un promedio de 84.3 casos al mes, que superan los 59.2 casos mensuales de octubre de 2009 a septiembre de 2015.

Los asaltos con violencia a transportistas también se incrementaron de octubre a diciembre del año pasado, ya que, en el gobierno priista, el índice más alto de asaltos en promedio al mes fue de 10, mientras que en los primeros tres meses de gobierno de Domínguez Servién el promedio es de 14.6 delitos de este tipo, es decir, 44 en total.