Nacional

Puerto de Veracruz,
en alerta tras atentados en Francia

El capitán del puerto de Veracruz dijo que diferentes autoridades portuarias están coordinadas para aplicar los protocolos de seguridad y revisión, principalmente ante los barcos que llegan del viejo continente.
Iván Sánchez/Corresponsal
18 noviembre 2015 14:29 Última actualización 18 noviembre 2015 14:59
El hecho de que la embarcación siga en el muelle de Veracruz ha generado roces diplomáticos entre los gobiernos de Corea del Norte y México. (Cuartoscuro)

[Bloomberg] Recursos prospectivos en Tamaulipas, NL, Coahuila y Veracruz.

VERACRUZ. Tras los atentados a Francia del pasado viernes, el puerto de Veracruz se encuentra en alerta ante la llegada de buques provenientes directamente de Europa, informó el capitán de puerto Enrique Carrubias García.

Explicó que diferentes autoridades portuarias están coordinadas para aplicar los protocolos de seguridad y revisión, principalmente ante los barcos que llegan del viejo continente.

Las autoridades migratorias vigilarán estos buques y revisarán detalladamente los manifiestos de las tripulaciones, además de que cualquier situación irregular será informada a las demás dependencias que conforman el protocolo.

“A partir de lo que sucedió en Francia hubo una coordinación muy estrecha con la Secretaria de Marina y las demás instancias de autoridad, aduana marítima, la administración del puerto, la autoridad migratoria, la propia capitanía, porque tenemos barcos que llegan directamente de Europa a Veracruz y eso barcos tendrán que ser muy vigilados por la autoridad migratoria y las demás instancias de autoridad”, declaró.

Con este “código de instalación a buques y protección portuaria” se busca reforzar la imagen de seguridad que tiene el puerto.

“Estamos alertándonos, no alarmándonos, que estamos alerta, que queremos decirles nuevamente que el puerto de Veracruz, al igual que los demás puertos, son puerto seguros”, expresó.

Añadió que a pesar de las revisiones exhaustivas que se realizarán a todos los buques que lleguen de Europa se buscará evitar la burocracia excesiva, pues ello podría representar serias pérdidas económicas.