Nacional

PRI, acusa a Margarita Zavala de tener las manos sucias para buscar la Presidencia

Dijo que la pareja Zavala-Calderón aumentó su riqueza en más de 10 mdp de 2006 a 2012.
Susana Guzmán
17 agosto 2016 17:38 Última actualización 17 agosto 2016 17:38
Margarita Zavala

(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados acusó a la aspirante presidencial, Margarita Zavala y a su esposo, el ex presidente Felipe Calderón de haber incrementado su fortuna de 7.4 a 17.8 millones de pesos durante su mandato de 2006 a 2012.

“El matrimonio ha hecho crecer 11 veces el terreno de su residencia privada, ampliando la original de 173 a mil 940 metros cuadrados, el equivalente a 64 departamentos de interés social”, afirmó el coordinador priista en la Cámara de Diputados César Camacho.

En una declaración a medios en la sala de prensa del Senado de la República, Camacho Quiroz resaltó que además Margarita Zavala, en forma precisa, no ha presentado una declaración patrimonial, ni ha aclarado por qué su riqueza aumentó tanto durante el sexenio de su esposo.

Al referirse concretamente a Margarita Zavala, sostuvo que “lamentablemente no tiene las manos limpias pues se las ensució junto con su esposo, sobre todo no tiene autoridad moral para ser representante popular, y mucho me temo, menos aspirar a la Presidencia de la República”.

Dijo que la “ahora especialmente activa, hace diez años que no es servidora pública por lo que su experiencia está en tela de duda. No tiene congruencia, no ha presentado su declaración patrimonial, pese a decirse promotora de la transparencia y por ello, aspirar a ser abanderada de su organización política para la presidencia”.

Agregó que la aspirante panista “no tiene lealtad ni por aquellos que la han apoyado pues ha afirmado que de no contar con el respaldo de su partido, buscará la candidatura por otros medios”.

El líder parlamentario criticó también la cercanía que en el sexenio pasado Calderón Hinojosa mantuvo con la ex lidereza del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, para beneficiar a familiares con puestos públicos.

“Felipe Calderón se comprometió con la lideresa magisterial, con Elba Esther Gordillo durante su campaña electoral, para preservar posiciones en la administración pública que ya se le habían otorgado en la inmediata anterior de su correligionario”, dijo.

Destacó que Gordillo incluyó a su yerno en la negociación, Fernando González Sánchez como subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y aunque se pidió su remoción, Calderón prefirió destituir a la entonces secretaria, Josefina Vázquez Mota antes que retirar al yerno de la profesora.

Camacho Quiroz dijo que queda claro que “este es un tiempo de retos, que hay que convertir en oportunidades, hacer mucha política, pero siempre precedida la política de hacer un balance, una recapitulación que ponga a cada uno en su lugar”.