Nacional

Policías de Naucalpan, 
en paro indefinido 

Policías de Naucalpan acusan que el Comisario de Seguridad Ciudadana, Jorge Jiménez Contreras, vende plazas de hasta 30 mil pesos, por lo que iniciaron un paro indefinido. 
Eulalio Reyes /Corresponsal
14 abril 2015 16:33 Última actualización 14 abril 2015 16:47
Policías de Nauclpan en protesta contra Jorge Jiménez Contreras. (Eulalio Reyes/Corresponsal)

Policías de Nauclpan en protesta contra Jorge Jiménez Contreras. (Eulalio Reyes/Corresponsal)

NAUCALPAN.- Policías de Naucalpan iniciaron un plantón permanente en la explanada municipal de esta localidad del Estado de México, para exigir la destitución del Comisario de Seguridad Ciudadana, Jorge Jiménez Contreras, a quien acusaron de vender plazas en cantidades que van de los 10 mil a los 30 mil pesos, según el rango.

Román García García, subcomandante en activo de Tránsito Municipal, afirmó que actualmente existen 50 casos documentados y 300 denuncias respecto a la venta de plazas por parte del funcionario local.

“Hay casos donde un policía ganaba tres mil y fracción por quincena, y a la siguiente ya cobraba 60 mil pesos”.

En este sentido, apuntó que la mayor parte de los puestos de trabajo que son vendidos eran ocupados por los elementos de tránsito que fueron desplazados a puesto inferiores, o simplemente ya no los dejaron ingresar a las instalaciones municipales.

Con mantas donde exponen sus demandas y ridiculizan al Comisario de Seguridad de Naucalpan, los uniformados señalaron que el plantón será permanente hasta recibir una propuesta positiva por parte de la alcaldesa priista Claudia Oyoque, para reinstalar a 30 policías de tránsito y la renuncia del Comisario Jiménez Contreras.

Sin embargo, señalaron que los policías en activo que participan en el movimiento seguirán presentándose a trabajar, y será en sus días francos cuando permanezcan en la explanada, donde colocaron un par de mesas de plástico con algunas sillas bajo un pirul.

Finalmente, el abogado de los manifestantes informó que les fue negada una audiencia con la alcaldesa, quien momentos antes salió a la explanada para agradecer un mitin de apoyo por parte de unos 300 trabajadores sindicalizados, quienes alentados por sus líderes la ovacionaban y aventaban porras con su nombre.