Nacional

Senado ratifica a Paloma Merodio en el Inegi

La Cámara alta aprobó con 64 votos a favor la nominación del presidente Peña Nieto para que la funcionaria sea vicepresidenta del organismo. Sólo votaron 91 de 128 senadores.
Susana Guzmán
06 abril 2017 14:49 Última actualización 06 abril 2017 17:49
Sesion senado. (cuartoscuro)

Sesion senado. (cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Paloma Merodio fue ratificada este jueves como nueva vicepresidenta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La ratificación de Merodio se dio en el Pleno del Senado con 64 votos a favor, 26 en contra y una abstención. En total se emitieron 91 votos, de los 128 posibles.

La ratificación se dio entre críticas y descalificaciones del PAN. PRD, PT y un independiente quienes consideraron que la propuesta del Ejecutivo no cumple con el perfil para el cargo y señalaron que con su nombramiento se pierde la autonomía del INEGI.

Al pedir la palabra para hechos, la senadora panista Luisa María Calderón fue la única que defendió la imparcialidad en la trayectoria de Merodio y acusó discriminación en las críticas a su nombramiento.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, la priista Cristina Díaz, quien presentó el dictamen ante el Plegislativo, resaltó las atribuciones de Merodio. Destacó que cuenta con la experiencia académica y es apartidista, lo que habla de la solidez técnica y experiencia de la candidata.

No obstante el presidente de la Comisión de Población y Desarrollo, Armando Ríos Piter, señaló que Paloma Merodio no es apta para el cargo y apuntó que “no cumple con lo que establece la ley que es tener cinco años de experiencia en puestos de nivel y tampoco está reconocida como investigadora de reconocido prestigio”, además de que el proceso de investigación “nos ha dejado claro que hay dudas respeto al currículum que desde mi punto de vista personal, goza de exageración o imprecisiones”.

El panista Juan Carlos Romero Hicks dijo que el nombramiento atenta contra la legalidad y que Paloma Merodio no logró acreditar los criterios de legalidad y autonomía, mientras que Dolores Padierna dijo que no es la persona idónea para el cargo y pidió que el Ejecutivo envié una nueva propuesta.

A las críticas se sumó el panista Héctor Larios, Alejandro Encinas y Layda Sansores quien dijo que “Merodio no llena el escenario y miente, por lo que su actuación no convence”.

En su comparecencia en el Senado la semana pasada, Merodio aseveró que que cuenta con los conocimientos y la capacidad para promover altos estándares técnicos en el Inegi y que la información que está en su currículum es cierta y puede ser constatada con las instituciones.

“Entre mis compromisos con la institución, ocuparía un lugar relevante, la consolidación, desarrollo y expansión de los esfuerzos que den visibilidad en la información nacional a la realidad que vive la población más vulnerable”, afirmó.

La nominación del presidente Enrique Peña Nieto ha generado diversos cuestionamientos, principalmente porque los detractores aseguran que no cuenta con los requisitos que exige la ley, como el ser un profesional distinguido en materias relacionadas con la estadística, la experiencia en puestos de alto nivel en el Gobierno, o el ser un académico reconocido.

Merodio tiene 18 meses en el cargo de directora general de Evaluación y Monitoreo de los Programas Sociales de la Secretaría de Desarrollo Social. En su carrera, participó como asistente de un curso de Macroeconomía en Harvard, y ha dado clases en el ITAM.

De acuerdo con la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica, entre los requisitos para ser designado a la Junta de Gobierno del Inegi (Vicepresidente), se pide:

“Ser profesional distinguido en materias relacionadas con la estadística, la geografía o la economía, así como haber ocupado, por lo menos durante cinco años, algún cargo de alto nivel en los sectores público o privado, o ser un académico de reconocido prestigio en las materias mencionadas”.

El dictamen pasó al Pleno, luego de un empate en la votación en las comisiones del Senado.

En la Comisión de Población y Desarrollo, la votación fue de un voto a favor y uno en contra, mientras que en la de Gobernación se aprobó con nueve a favor y uno en contra.