Nacional

Plagiaron a sobrinos de Candiani y CNTE les pagó su salario

Mario Olivera durante 2015, 2016 e inicios de 2017 recibió en total 562 mil 928 pesos, por su “trabajo” como director de la escuela “Gregorio Chávez”, en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.
Mariana León 
24 abril 2017 22:38 Última actualización 25 abril 2017 5:0
Conferencia de prensa del profesor, tras ser liberado el pasado viernes en la madrugada.

Conferencia de prensa del profesor, tras ser liberado el pasado viernes en la madrugada.

CIUDAD DE MÉXICO.- Mario Olivera, maestro de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que estuvo preso hasta este fin de semana pasado por secuestro, ganó más de medio millón de pesos… mientras estuvo en la cárcel.

En 2013, Olivera Osorio fue detenido por la privación ilegal de la libertad de dos sobrinos del expresidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, y fue llevado al penal de Puente Grande, en Jalisco; sin embargo, no dejó de cobrar como director de una escuela primaria en Oaxaca.

Los menores de edad fueron dejados en una cisterna durante 140 días, en la región de Valles Centrales, en la capital del estado.

Datos del Fondo de Aportaciones para la Nómina y el Gasto Educativo (FONE) indican que Mario Olivera, tan sólo durante 2015, 2016 e inicios de 2017, continuó cobrando su sueldo como profesor de la Sección 22.

En este periodo recibió en total 562 mil 928 pesos, por su “trabajo” como director de la escuela “Gregorio Chávez”, en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.

Mario Olivera fue liberado el pasado viernes en la madrugada y, de acuerdo con sus defensores, fue absuelto por falta de pruebas y violaciones al debido proceso.

Otro de los acusados por el secuestro de los menores de edad en la ciudad de Oaxaca, Lauro Atilano Grijalva –quien fuera detenido junto con Olivera y aún continúa en prisión– también ha cobrado a pesar de no estar presente en el aula.

Según datos del FONE, Grijalva Villalobos todavía conserva su plaza y le han sido pagados, al igual que al director, 562 mil pesos, por su trabajo como “docente” en una escuela de Santo Domingo Tehuantepec.

La nómina de los maestros es pagada a través de las secretarías de Educación Pública (SEP) y Hacienda; sin embargo, quien se encarga de validar los nombres de quienes reciben un salario es el patrón sustituto; es decir, las secretarías locales, en este caso, el Instituto de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Esta no es la primera vez que a pesar de estar encerrados, los maestros reciben su salario como si dieran clases. El Financiero reportó que Rubén Núñez, exsecretario general de la Sección 22, cobró 500 mil pesos durante los tres meses que estuvo en prisión por su trabajo como “docente en educación superior”.

Núñez, originario de Putla Villa de Guerrero, en la región de la Costa, fue acusado en 2016 por desvío de recursos por la cantidad de 132 millones de pesos.

Líderes de la Sección 22 buscan también, a través de las negociaciones con el gobierno de Alejandro Murat, que se liberen a todos sus presos políticos, entre los que se encuentran otros acusados por los delitos de secuestro, como Sara Altamirano Ramos, Leonel Manzano Sosa y Damián Gallardo Martínez.

Eloy López, secretario general de la Sección 22, declaró que se “seguirá trabajando” para la liberación de los demás profesores de la Coordinadora. A través de un comunicado explicó: “Ratificamos la lucha del Movimiento Democrático de Trabajadores de la Educación de Oaxaca para alcanzar la libertad de todos los presos políticos que tras su detención arbitraria han sido objeto de maltratos y torturas”.

El próximo lunes, la Sección 22 marcharán y bloquearán carreteras en la entidad para continuar con la exigencia de la derogación de la Reforma Educativa, la liberación de los encarcelados de la CNTE, y evitar la evaluación a maestros el próximo noviembre.