Nacional

PF detiene al líder del Cártel del Pacífico en Guerrero y Oaxaca

A Vicente Rufino Carrillo Salmerón se le atribuye el homicidio de varios elementos policíacos de los tres niveles de gobierno, es uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal y uno de los 50 blancos de la estrategia de seguridad en Guerrero y Oaxaca.
Redacción
29 noviembre 2016 14:16 Última actualización 29 noviembre 2016 14:32
 [Policía de Chihuahua captura a Socorro Chávez Arévalo, uno de los principales operadores de la organización delictiva / Cuartoscuro]

[Policía de Chihuahua captura a Socorro Chávez Arévalo, uno de los principales operadores de la organización delictiva / Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO.- La Policía Federal y de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República, detuvieron en Acapulco, Guerrero, a Vicente Rufino Carrillo Salmerón, señalado como líder regional (Guerrero-Oaxaca) del Cártel del Pacífico.

A este sujeto se le consideraba uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal y uno de los 50 blancos de la estrategia de seguridad en Guerrero.

Carrillo Salmerón es primo del exalcalde Osvaldo Salmerón y del exedil panista Eloy Salmerón, en Tlacoachistlahuaca, Guerrero, y se le investiga por el hallazgo de una fosa clandestina en su propiedad.

También se le responsabiliza del homicidio de un exdirigente de un partido político en esa entidad, ocurrido el 25 de abril de 2016, y de ser uno de los principales generadores de la violencia de la región.

Además, se le considera como el encargado de la siembra, cosecha, acopio de mariguana, tráfico de goma de opio y heroína, así como de tráfico de armas.

El narcotraficante fue detenido en compañía de Fermín Onofre García, quien se desempeñaba como su escolta.

Ambos están ligados a los homicidios de diversos elementos policiales de los tres niveles de gobierno.

Al momento de su detención, se les aseguró armas de fuego, cargadores y cartuchos útiles, así como diversos tipos de droga por lo que fueron llevados a la delegación de la PGR en Acapulco, donde fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal.