Nacional

Peña Nieto recibe a 135 deportados de Estados Unidos

Acompañado del secretario de Gobernación, el mandatario dio la bienvenida a los connacionales que retornaron a México, quienes fueron canalizados al programa 'Somos Mexicanos' para integrarlos a la vida productiva.
Anabel Clemente
07 febrero 2017 11:37 Última actualización 07 febrero 2017 15:32
Enrique Peña Nieto

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.-  En una ceremonia privada en el interior de la Terminal 2, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el presidente Enrique Peña Nieto, acompañado del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, recibió a 135 mexicanos que fueron deportados de Estados Unidos.

Dalia Gabriela García Acoltzi, coordinadora del programa 'Somos Mexicanos' del Instituto Nacional de Migración, explicó que el vuelo que llegó este martes procedente de Texas, es uno de los tres que se realizan a la semana (lunes, martes y jueves) para trasladar a los compatriotas.

En esta ocasión, el mandatario quiso darles la bienvenida a su arribo a la Ciudad de México; "lo que les dijo fue bienvenidos a su país, este es el país del que nunca debieron irse, los estamos recibiendo, los estamos atendiendo, encuentran un México diferente en el que ahora se están creando oportunidades", comentó.


García Acoltzi explicó que el presidente dio la instrucción de brindar asistencia a los mexicanos que retornan de Estados Unidos.

"Recordemos que ellos son mexicanos, lo único que requieren es alguna flexibilidad en requisitos, por ejemplo para ocupaciones laborales. Pero ellos traen habilidades y condiciones especiales que hay que aprovechar como mexicanos, creo que el país se puede aprovechar de toda esta gente calificada y especializada, que incluso regresa siendo bilingüe", destacó.

Señaló que uno de los apoyos a los deportados es el otorgar desde 25 mil hasta 75 mil pesos para el establecimiento de un proyecto productivo, ya que algunos connacionales llegan especializados en oficios como carpintería, construcción y electricidad.

Una de las promesas de campaña de Donald Trump, fue el deportar a los inmigrantes ilegales.

Tras tomar posesión, la Casa Blanca aclaró que los inmigrantes en situación irregular y que posean antecedentes penales serán prioritarios en las políticas de deportación.