Nacional

Parece México a la Italia de las mafias, dice el nuncio Coppola

El representante del Vaticano, Franco Coppola, explicó que pese a tener poco menos de un año en México encuentra evidente la violencia y la corrupción.
Redacción 
07 noviembre 2017 23:39 Última actualización 08 noviembre 2017 5:0
@Mar_S27

@Mar_S27

De visita por Chihuahua, por el 25 aniversario de la Diócesis de Parral, el nuncio apostólico Franco Coppola afirmó que en México existe violencia y corrupción, que están ligados por el crimen organizado, como sucedió en Italia, en los días de la mafia.

De acuerdo con el diario El Sol de Parral, el representante del Vaticano explicó que pese a tener poco menos de un año en México y no conocer por completo la realidad del país, encuentra evidente la violencia y la corrupción.

“En este país, las fuerzas públicas no tienen el control del territorio, éste lo tienen otros”, señaló al destacar que no existe otra nación donde se mate tanto, a excepción de países con conflictos bélicos, como Siria.

“Debido a mi experiencia al haber nacido en otro país, que también está marcado por la violencia y el crimen organizado, es decir, Italia; la estrategia de éste último ha sido aislar a las personas, porque cuando éstas son incomunicadas es más fácil someterlas, golpearlas y hasta matarlas”, explicó.

Agregó que el cambio a Italia llegó cuando los magistrados “empezaron a poner en tela de juicio y juzgar a los políticos coludidos con el crimen organizado, el poder de ellos desapareció porque las fuerzas públicas pudieron finalmente hacer su trabajo”, señaló el representante del Vaticano.

También se pronunció sobre el muro que pretende construir el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la frontera con México. Subrayó que la Iglesia se opone, ya que es una respuesta inútil e ineficaz contra la migración.

“Cuando yo llegué a este país no conocía el asunto, pero los mexicanos me explicaron que el muro no es impedimento para que se pasen. Se puede pasar bajo el muro, siempre habrá maneras de pasar por estos obstáculos que únicamente dividen a los hombres”, apuntó el nuncio.

Después de su gira por Chihuahua, el nuncio se trasladó a Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde señaló que pese a que en México la mayoría de la población es creyente, ya sea católica o cristiana, se tienen niveles tan altos de violencia.

“Como hemos destruido el tejido social, nuestras familias buscan tener muchos recursos para sus hijos, pero qué sociedad tendrán, se quedarán solos y será mucho más difícil vivir… estamos en tiempo de crisis, donde es más difícil engañar”, comentó en conferencia de prensa.

Por lo anterior, aseguró que la Iglesia católica tiene mucho trabajo por hacer para evitar o disminuir este tipo de actos.

En Nuevo Laredo, el nuncio –acompañado del presidente municipal Enrique Rivas– acudió al fraccionamiento El Campanario para conocer el terreno donde se construirá un nuevo seminario.

El alcalde Rivas Cuéllar entregó al sacerdote un cuadro con la imagen de la Iglesia del Santo Niño, primera parroquia de la entidad, así como un libro con la historia de la ciudad fronteriza, como agradecimiento por su visita.