Nacional

Para justificar 3.4 mil mdp, universidades usan empresas fantasma

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertó que durante los últimos cuatro años las universidades públicas han recibido contratos de las dependencias federales para realizar obras o servicios., sin embargo no realizan los trabajos. 
Mariana León 
16 febrero 2017 23:20 Última actualización 17 febrero 2017 5:0
ASF

(Tomado de @ASF_Mexico )

CIUDAD DE MÉXICO.- Así funciona en la mayoría de los casos: la universidad pública recibe un contrato millonario de parte de dependencias federales, y en vez de cumplirlo contrata a otras empresas que no existen o no realizan los trabajos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) alertó que durante los últimos cuatro años las universidades públicas han recibido contratos de las dependencias federales para realizar obras o servicios, pero han subcontratado con empresas particulares, de manera irregular, para provocar un daño al Estado por tres mil 400 millones de pesos.

“No obstante las recomendaciones, denuncias de hechos presentadas y otras acciones promovidas, persiste la recurrencia de anomalías en las adjudicaciones directas que realizan las dependencias y entidades. Estos esquemas permiten en muchos casos eludir las licitaciones públicas, y propician que se puedan simular los servicios y las adquisiciones; subcontratar proveedores sin el perfil ni la capacidad técnica, material y humana para prestar los servicios comprometidos, y que éstos a su vez, subcontraten a otras empresas y personas físicas; incluso, se ha dado el caso de la subcontratación de empresas inexistentes o vinculadas”, explicó la ASF.

Juan Manuel Portal, auditor superior de la Federación, dijo que “se ha abusado de esta figura, haciendo adquisiciones que en ocasiones van a parar a manos de terceros. Se contrata a una universidad para que haga un edificio…la universidad no tiene nada que hacer y subcontrata el servicio y éste con otro y otro. Hay una disposición de recursos que acaba siendo corrupción. La suma es preocupante: llevamos más de 3 mil 400 millones de pesos”.

En 2013, la Universidad Autónoma de Morelos firmó un contrato con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para realizar el aprovisionamiento y distribución de equipo y material de apoyo para la operación de promotores al interior de la “Ruta sin Hambre” en 400 municipios. El contrato fue por 667 millones de pesos.

La Universidad contrató a la empresa Grupo Comercializador Cónclave, S.A. de C.V. para realizar el trabajo, pero la ASF nunca pudo encontrar a la empresa.

“La ASF realizó una visita en dos domicilios, el que se consigna en la factura emitida, y el que aparece en la cuenta bancaria donde se depositaron los recursos federales por parte de la universidad. En ninguno fue localizada. En el primero, se encuentran consultorios médicos y en otro, un despacho de abogados”.