Nacional

Para 2018, diputados y senadores quieren $927 millones más

La Cámara de Diputados, en el Congreso de la Unión, solicitó elevar su bolsa presupuestal a 8 mil 239 millones y al Senado de la República piden 4 mil 905 millones de pesos para el siguiente año.
Víctor Chávez 
10 septiembre 2017 22:19 Última actualización 11 septiembre 2017 5:0
El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, entregó la propuesta de Ley de Ingresos para 2018, el viernes.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, entregó la propuesta de Ley de Ingresos para 2018, el viernes.

CIUDAD DE MÉXICO.- En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2018, a los diputados y senadores no les fueron suficientes los 14 mil 447 millones de pesos que les destinaron para sus gastos y altos salarios en este 2017, y para el próximo año solicitaron a la Secretaría de Hacienda 15 mil 374 millones.

Es decir, para despedirse de sus curules y escaños, el año que viene los legisladores tendrán 927 millones de pesos más, que se llevarán entre sueldos, aguinaldos, bonos de marcha…

Lejos de las contingencias ambientales, de la crisis y la austeridad, en el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados solicitó elevar su bolsa presupuestal de 7 mil 629 millones de pesos de este año a 8 mil 239 millones.

En el caso del Senado de la República, piden pasar de 4 mil 541 a 4 mil 905 millones de pesos para el año que viene.

Con estas bolsas adicionales, cada uno de los 128 senadores va a ganar el año que viene 2 millones 796 mil 810 pesos brutos; mientras que los cada uno de los 500 diputados federales se llevará un millón 900 mil pesos.

Además, de los 2 mil 230 millones de pesos que el Poder Legislativo debe entregar a la Auditoría Superior Federación –le quitan 45 millones de pesos a su órgano dependiente, el responsable de la vigilancia y auditoría del ejercicio de los recursos públicos federales, con respecto a lo destinado en este 2017, que tiene 2 mil 275 millones de peso– los diputados podrán cobrar mensualmente 158 mil pesos, 10 mil pesos más que este año, que cobran 148 mil.

En cambio, en la Cámara alta, los senadores podrán cobrar hasta 233 mil pesos al mes, sin contar impuestos.

Aún con estos incrementos en las percepciones de los legisladores, en la Cámara de Diputados aseguran que no hay condiciones políticas para aprobar en lo que les resta de este periodo de sesiones las tan esperadas reformas en materia de seguridad.

Entre las bancadas estiman que, además de la aprobación de la enmienda para echar abajo el pase automático del procurador general de la República, actualmente es Raúl Cervantes, como nuevo fiscal general de la Nación, y del debate y aprobación también del Paquete Económico, que contiene el Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos de la Federación para 2018, no se esperan ya grandes productos legislativos.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Jorge Ramos Hernández, del Partido Acción Nacional, informó que hasta el momento no hay acuerdos entre su partido y el PRI para avanzar en una propuesta común en torno a una nueva Ley de Seguridad Pública, que contiene el Mando Mixto Policiaco que propone la oposición, ni al Mando Único que propone la Secretaría de Gobernación, por lo que no se esperan buenos resultados.

Tampoco hay consensos –aseguró el panista– sobre la reforma a la Ley de Seguridad Interior, que se refiere al diseño de un nuevo marco legal que regule la actuación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado en las calles.