Nacional

PAN en Senado presenta iniciativa para combatir la 'porno venganza'

Los legisladores impulsan reformas al Código Penal para imponer penas de seis a doce meses de prisión y hasta 500 días de multa para quien difunda material de contenido sexual, sin el consentimiento de la víctima. 
Susana Guzmán
29 septiembre 2016 14:14 Última actualización 29 septiembre 2016 14:15
celulares

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La bancada del PAN en el Senado de la República, presentó una iniciativa para reformar el Código Penal en materia de hostigamiento sexual para combatir lo que llamó el fenómeno de la “porno venganza”.

La propuesta de reforma al artículo 210 y adición del artículo 267 del Código Penal Federal señala que la “porno venganza” consiste en la divulgación por medios digitales y en algunos casos también por tradicionales, de contenido sexual, obtenido directamente de la víctima, pero divulgado sin su autorización como parte de una revancha o simplemente para lucrar.

Señala que esta situación se da cuando las personas comparten imágenes o grabaciones insinuantes o sexuales con su pareja o amigos y estos a su vez lo suben a sitios o lo envían a terceros sin el consentimiento.

También se obtiene la información por medio de hackers que violan la seguridad de los dispositivos de la víctima y roban el material íntimo. En ambos casos utilizando las facilidades que dan las herramientas digitales como smartphones, tablets o PCs, para su viralización.

La propuesta de reforma que presentaron los senadores, Victor Hermosillo, Fernando Yunes Márquez, Daniel Ávila Ruíz y Ernesto Ruffo dejaría el artículo 210 como sigue: “se impondrán de treinta a doscientas jornadas de trabajo en favor de la comunidad, al que sin justa causa, con perjuicio de alguien y sin consentimiento del que pueda resultar perjudicado, revele algún secreto o comunicación reservada que conoce o ha recibido con motivo de su empleo, cargo, puesto, relación familiar o relación afectiva”.

Y adiciona el artículo 267 que dice: “comete el delito de hostigamiento sexual quien sin el consentimiento expreso de la persona afectada grabe, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones sexuales parciales o totales, que hubiera obtenido con o sin permiso en lugar privado fuera del alcance de terceros, aún y cuando el material hubiese sido producido por la persona afectada. A quien cometa este delito se le impondrá una pena de seis a doce meses de prisión y hasta quinientos días de multa”.

Establece que la pena se duplicará cuando los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que tenga una relación familiar hasta en segundo grado, aún sin convivencia, si la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa.

Los medios digitales o impresos que hayan hecho públicas dichas imágenes o grabaciones, deberán eliminarlas inmediatamente a petición de la persona afectada.