Nacional

Padres de normalistas denuncian intento de soborno del gobierno

Como parte de la caravana informativa sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, los padres de éstos calificaron como una vergüenza que estén obligados a pedir auxilio a otros países ante la nula respuesta de las autoridades nacionales.
Oscar Cervantes / Corresponsal
10 agosto 2015 14:21 Última actualización 10 agosto 2015 14:29
Epifanio Rodríguez, padre de uno de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa

Los familiares de los 43 desaparecidos aseguran que las ONG de México y el extranjero los han mantenido de pie, pero lamentan la desinformación que propicia el federal. (Oscar Cervantes / Corresponsal)

COLIMA.- En su recorrido por Colima y como parte de la caravana informativa sobre el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, los padres de familia calificaron como una vergüenza pedir auxilio a otros países ante la nula respuesta de las autoridades mexicanas.

Reunidos en la antigua central camionera de la capital colimense y ante un centenar de personas que asistieron, denunciaron que el gobierno federal ha buscado dividirlos ofreciéndoles casas, dinero y automóviles; sin embargo, nadie ha cedido a frenar sus protestas.

Epifanio Rodríguez, padre de uno de los normalistas desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014, expuso que las organizaciones civiles de México y el extranjero los han mantenido de pie, pero lamentó la desinformación que el gobierno federal emite a la población.


“Este mal gobierno ha tratado de engañarnos porque somos pobres, ni por todo el dinero del mundo cambiaría la vida de mi hijo”, aseguró. 

Tras asegurar que los 43 normalistas se encuentran con vida, hizo saber que los padres de familia prefieren dar su vida a no saber sobre el paradero de sus hijos. “Le hemos gritado a este pinche gobierno, que el miedo se nos acabó cuando se llevaron a nuestros hijos”, sostuvo.

A 11 meses de la desaparición de los jóvenes, explicó que prefiere seguir pobre pero con la cara en alto, a pesar de que no ha podido estar en calma por la incertidumbre. “Llegamos a casa y vemos las cosas de mi hijo, es una rabia e impotencia”, expresó.

En ese sentido, advirtieron de que no descansarán hasta que se esclarezca la desaparición de sus hijos, por ello emprenderán las reuniones informativas en todo el país donde pedirán el respaldo de la gente.

Finalmente, José Nava García quien fue uno de los normalistas sobrevivientes, desmintió la información que se ha vertido referente a que sus compañeros fueron asesinados. “El gobierno quiere desacreditar la información de nuestro movimiento, pero la gente se ha quitado la venda de los ojos”.