Nacional

Organizaciones exigen una fiscalía autónoma, capaz e independiente

El colectivo #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva exigió al Congreso de la Unión no aprobar el “pase automático” del actual titular de la PGR, Raúl Cervantes, como nuevo fiscal general.
David Saúl Vela
29 agosto 2017 15:1 Última actualización 29 agosto 2017 15:1
organizaciones Fiscalía General

Las organizaciones están agrupadas en el colectivo #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva.(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Integrantes de unas 300 organizaciones de la sociedad civil se manifestaron en el Ángel de la Independencia de la Ciudad de México para exigir la transformación absoluta de la Procuraduría General de la República (PGR) en una Fiscalía General de la Nación autónoma, capaz e independiente.

Dijeron que el nuevo organismo debe tener un alto perfil de servicio a la ciudadanía que permita contar con una institución sólida y con herramientas para erradicar la impunidad, corrupción, incompetencia y simulación.

Las organizaciones, agrupadas en el colectivo #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva, exigieron al Congreso de la Unión no aprobar el “pase automático” del actual titular de la PGR como nuevo fiscal general.

“Nuestra propuesta busca asegurar la independencia política del fiscal general y las fiscalías anticorrupción, delitos electorales y derechos humanos, incorporando criterios confiables de designación”.

Señalaron que de esa forma, la Fiscalía General recuperará la legalidad que hoy ha perdido la PGR derivado de los vínculos y cuotas entre partidos, entre otras prácticas de control político.

Por ello, en su posicionamiento que leyeron ante medios de comunicación, los activistas consideraron que es necesario realizar un proceso de selección transparente, basado en méritos.

Abel Flores, integrante de una de las organizaciones sociales, expuso que un requisito fundamental para el nuevo fiscal es que tenga legitimidad en su actuación y certeza jurídica entre los recurrentes a sus servicios.

Dijeron que la experiencia nacional e internacional señala como indispensable que el nuevo fiscal general asuma un periodo transexenal para reducir la influencia presidencial o del gobierno en turno, por lo que propusieron que la duración del cargo sea de seis años, sin posibilidad de reelección.

Agregaron que la propuesta considera también una revisión profunda de la forma en la que operan los servicios médicos forenses, puesto que es necesario contar con una fiscalía autónoma e independiente y no con una institución sin contrapesos democráticos, por lo que será necesario contemplar la creación de un consejo del ministerio público federal.

Adelantaron que entregarán en los próximos días al Congreso de la Unión un proyecto ciudadano y pedirán que su propuesta sea discutida en un formato de parlamento abierto de cara a la sociedad.

Por último, aclararon que en aquellos casos donde las fiscalías estatales carezcan de independencia necesaria, la Fiscalía General deberá incorporar facultades para atraer casos del fuero común que sean de importancia para el ámbito nacional.