Nacional

ONU respalda decálogo
de Enrique Peña Nieto
sobre mariguana

De acuerdo con la Oficial Nacional del Programa de la UNODC, Salomé Flores, el decálogo del Presidente estuvo completamente en línea con el esfuerzo de negociación que impulsó México, en conjunto con Guatemala y Colombia. 
Eduardo Ortega
20 abril 2016 23:8 Última actualización 21 abril 2016 5:0
Enrique Peña Nieto

(@PresidenciaMX)

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) respaldó la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de legalizar la mariguana para uso medicinal y científico, cuyos pormenores serán presentados hoy, cuando el mandatario dé a conocer las acciones específicas que su gobierno tomará en la materia, en apego a los principios de salud pública y derechos humanos.

De acuerdo con la Oficial Nacional del Programa de la UNODC, Salomé Flores, el decálogo del Presidente estuvo completamente en línea con el esfuerzo de negociación que impulsó México, en conjunto con Guatemala y Colombia, desde hace dos años en la preparación para la realización de la sesión especial de la asamblea general.

“Consideramos que el presidente Peña Nieto, a través de este decálogo, y, sobre todo, al finalizar el decálogo cuando enuncia la posibilidad de actualizar el marco normativo para autorizar la mariguana con fines médicos y científicos, así como las medidas que anunciará, están totalmente en concordancia con lo que se expresó por la mayoría de los países en el marco de esta sesión especial”.

En entrevista con El Financiero, señaló que la propuesta del gobierno mexicano es acorde con el documento que se presentó el martes pasado para su aprobación de la asamblea general, en el que se destacan diferentes temas.

Principalmente, refirió, el relacionado con la cooperación entre los países y las diferentes agencias de Naciones Unidas para cambiar el enfoque prohibicionista que se había venido manejando en el discurso global de la guerra contra las drogas y, en cambio, enfocarlo como un problema de salud pública.

“Es decir, un problema que tiene que atenderse –sobre todo– con un enfoque de derechos humanos, en el que se destaca la prevención en el abuso de sustancias”, señala.

En consecuencia, según Flores, “el decálogo está totalmente en concordancia con lo que se plasma en el documento denominado ‘El compromiso para abordar y contrarrestar el problema mundial de las drogas’”.

Para la Oficial, el documento representa un cambio de paradigma, porque busca contrarrestar este problema no con instrumentos penales, si no desde tratar las adicciones.