Nacional

Nueva 'línea política' del PRD avala alianzas con el PAN, en 2016

Entre otras cosas el PRD también despejó el camino para que Agustín Basave pueda presidir el partido; las coaliciones se analizarán en casos específicos por estado. 
Héctor Gutiérrez
20 septiembre 2015 23:26 Última actualización 21 septiembre 2015 5:0
Agustín Basave saluda  a Jesús Ortega durante la realización del  14 Congreso Nacional del Partido de la Revolución Democrática, donde le allanaron el camino para que encabece a este instituto. (Especial)

Agustín Basave saluda a Jesús Ortega durante la realización del 14 Congreso Nacional del Partido de la Revolución Democrática, donde le allanaron el camino para que encabece a este instituto. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante su 14 Congreso Nacional, el PRD aprobó, por mayoría, establecer alianzas electorales con el PAN, con miras a los procesos electorales del próximo año.

Este acuerdo se tomó, primero, en la mesa de trabajo dedicada a la Línea Política, donde, con 116 votos a favor, se aprobaron las alianzas casuísticas con el PAN, que serán “ante determinadas condiciones y para propósitos específicos y de manera excepcional más allá de la izquierda y las fuerzas progresistas”.

Aunque hubo opiniones y 39 votos en contra, éstas, por lo reducido de su número, no alcanzaron el “derecho de minoría” y, por tanto, ni siquiera fueron discutidas en la plenaria.

Un tema que causó controversia –y hasta golpes–, fue el de la elección de los coordinadores parlamentarios en los congresos locales, la Cámara de Diputados y el Senado, pues en la mesa encargada de revisar los estatutos, Nueva Izquierda propuso que éstos fueran nombrados directamente por la dirigencia nacional del partido.

Después de una larga discusión, el tema se votó y la propuesta fue desechada, aunque en la plenaria Nueva Izquierda trató de desconocer esa votación, lo que generó un enfrentamiento y hasta golpes y empujones.

Finalmente se decidió que a los coordinadores parlamentarios los eligieran los propios legisladores, aunque se le añadió que éstos pueden ser removidos por la dirigencia nacional en caso de que no se apeguen a los lineamientos del partido.

Otro tema que generó una larga discusión fue el de que era necesario desaparecer a las corrientes que existen dentro del partido. Se habló de los pros, como que con esta desaparición se acababan los cotos de poder y la repartición de candidaturas de acuerdo con el peso específico de cada corriente.

Sin embargo, la propuesta fue desechada y las corrientes seguirán siendo las que, mediante actos de presión y negociación, sigan definiendo el rumbo del partido.

También fue aprobado un punto con el que la dirigencia nacional intentará estar más cerca de aquellas entidades en donde el PRD no siquiera figure como fuerza política importante, como son la mayoría de las entidades del norte del país.

ABREN CAMINO A BASAVE

Por mayoría, fueron aprobadas modificaciones para permitir que militantes de nuevo ingreso puedan acceder a la presidencia nacional del PRD.

De esta forma, con 260 votos a favor y 78 en contra, la Mesa de Estatutos terminó de allanar el camino para que Agustín Basave sea elegible para el cambio en la dirección nacional del PRD.

Al respecto, Saúl Vázquez, congresista guerrerense, manifestó su abierta oposición a que Basave dirija a ese partido, y aseguró que “su único mérito ha sido ser amigo de Colosio y ser un académico sin publicaciones”.