Nacional

Normal de Ayotzinapa presenta falta de aspirantes

El secretario de Educación de Guerrero, Salvador Martínez Della Rocca, gestionó un prórroga para las inscripciones de la Escuela Normal de Ayotzinapa por falta de aspirantes. El funcionario informó que deben a de inscribirse por lo menos 120 estudiantes durante cada ciclo escolar.
Rosario García Orozco / corresponsal 
23 mayo 2015 19:37 Última actualización 23 mayo 2015 19:37
Marcha Ayotzinapa. (Cuartoscuro)

Marcha Ayotzinapa. (Cuartoscuro)

Ante la posibilidad de que por falta de aspirantes estuviera en riesgo el ciclo escolar 2015-2016 de la Escuela Normal de Ayotzinapa, el secretario de Educación Guerrero, Salvador Martínez Della Rocca, gestionó ante la SEP una prórroga para que se cumpliera la meta de 120 alumnos de nuevo ingreso.

La Escuela Normal Rural de Ayotzinapa Raul Isidro Burgos, abrió sus puertas desde 1926, se ubica en la ciudad de Tixtla, y cada año se veían marchas en las calles de Chilpancingo para exigir al gobierno se amplíe la matrícula ante la demanda de los egresados de educación media superior para estudiar en sus aulas. Este año no será así.

El funcionario estatal, informó que deben inscribirse 120 estudiantes y fue necesario que se ampliara el periodo para sacar fichas y registrar la documentación requerida. "Ya hable con ellos y con funcionarios de la SEP para que se pudieran registrar mas, y ya hablé con los chavos y les dije que no dejen de llevar sus documentos".

Agregó que dos de sus colaboradores asesoraron a los aspirantes para realizar el registro y obtener su ficha para el examen y se logró que tuvieran esa oportunidad 126 jóvenes. Además, dijo, "les puse a dos maestros para que los preparen, les van a dar cursos de capacitación para que estén listos para el examen de ingreso".

Actualmente, la matrícula escolar de Ayotzinapa es de unos 500 estudiantes y todos reciben beca alimenticia y económica, y como es una normal rural con sistema de internado, los padres de los jóvenes no pagan renta para que sus hijos puedan dejar las comunidades donde viven para irse a estudiar y puedan ser maestros.

Después de los hechos violentos de septiembre pasado en Iguala, al 30 de octubre pasado ya se había registrado una deserción de 67 estudiantes por temor a que hubiera mas situaciones de violencia.

Martínez Della Roca, explicó que a raíz de las manifestaciones y demás movilizaciones que tanto los normalistas como activistas de diferentes organizaciones sociales han realizado en torno a la exigencia de la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos, "fue necesario ponerles unos 15 tutores para que recuperaran clases, hablamos con los maestros y no van a perder el año".