Nacional

No confiamos en Duarte y acudimos a la PGR: padres de desaparecidos

Los familiares de los desaparecidos presentaron ayer una denuncia ante la Procuraduría General de la República, en espera que instancias federales atraigan el caso.
Mariana León
21 enero 2016 23:51 Última actualización 22 enero 2016 5:0
Javier Duarte

Javier Duarte, gobernador de Veracruz. (@GobiernoVer)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy se cumplen 12 días desde que los padres de los cinco jóvenes desaparecidos en Veracruz supieron de sus hijos por última vez. Fue por un mensaje que Susana le mandó a su familia diciendo que estaban a unas horas de llegar a su casa en Playa San Vicente, en el estado. Se habían parado a desayunar en Tierra Blanca.

No volvieron a saber de ellos.

– Si el gobernador Javier Duarte les ofrece una reunión con él, ¿aceptarían?
– Y eso ¿en qué nos va a ayudar?

Los padres ya no confían en las autoridades del estado de Veracruz porque, de acuerdo con testigos y la última grabación conocida de los jóvenes, fue la misma policía estatal la que los condujo a un destino incierto.

José, Mario, Alfredo, Bernardo y Susana iban a regresar el domingo 10 de enero, después de haber pasado el fin de semana en Veracruz, festejando el cumpleaños de Mario. Pero José habló con su papá y le dijo que era “demasiado noche para tomar la carretera”, que se irían el lunes. Salieron a las 10 de la mañana del puerto de Veracruz y se estacionaron a desayunar en Tierra Blanca.

En esta carretera federal fue donde ocurrieron los hechos. De acuerdo con un testigo –que fue entrevistado por la Fiscalía del estado y por los propios padres– el Jetta gris fue interceptado en la carretera por una camioneta de policía.

“Eso nos lo contó un muchacho de San Vicente, que los vio y los siguió. Cuando los policías de la camioneta los estaba revisando, le preguntó a mi hijo si todo estaba bien y José le dijo que sí, que no se preocupara.
Pero, él se quedó y vio cómo los revisaban, luego metieron a dos de nuestros muchachos a la camioneta y los fueron dirigiendo al camino de terracería. Al testigo le dio tanto miedo que se regresó y no nos dijo nada hasta el martes”, cuenta don José.

Luis Ángel Bravo, fiscal de Veracruz, dijo en conferencia de prensa el martes pasado que, de acuerdo con sus investigaciones, los jóvenes fueron entregados por los elementos de policía al crimen organizado.

“Hay evidencia de lo que lo que pasó es distinto a lo que ellos dicen. Estos policías, traidores a la patria, no han confesado, sólo uno introduce temas vinculados a la delincuencia organizada”, dijo el fiscal.

Los familiares de los desaparecidos presentaron ayer una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), en espera que instancias federales atraigan el caso.

Citlali Tapia, prima de Susana, asegura que no confían en las autoridades de su estado, “cuando yo veo a policías o una patrulla, no les pido ayuda, me da miedo que me desaparezcan, que me secuestren”.

Los jóvenes desaparecidos son Mario Arturo Orozco, de 27 años de edad; Susana, de 16 años, quien había salido de la escuela secundaria; Bernando Benítez, de 25 años, licenciado en Administración de Empresas; su primo José Benítez de la O, de 24 años, ingeniero mecánico automotriz, y Alfredo González Díaz, de 25 años.