Nacional

Ni un caso más como el de Iguala, pugna el abanderado del PRI a Guerrero

En el puerto de Acapulco, el abanderado de la alianza PRI-PVEM a la gubernatura de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, encabezó un multitudinario cierre de campaña en el que hizo un llamado a la paz.
Enrique Villagómez/ Corresponsal
31 mayo 2015 19:56 Última actualización 31 mayo 2015 19:56
Héctor Astudillo Flores. (Enrique Villagómez)

Héctor Astudillo Flores se comprometió a devolverle la paz y la tranquilidad a las ocho regiones de Guerrero. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- Durante el multitudinario cierre de campaña, el candidato por la coalición PRI-Verde al gobierno de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, convoco a la reconciliación de todos los guerrerenses y pugnó porque no “haya más pleitos, confrontaciones y que jamás se repita un caso como el de Iguala”.

“A los candidatos de todos los partidos políticos ofrezco mis respetos, porque es tiempo de que a partir de la noche del 7 de junio pensemos en la reconciliación de Guerrero, donde nunca haya más pleitos ni confrontaciones entre los guerrerenses, y que jamás se repita un caso como el de Iguala donde desaparecieron los jóvenes de Ayotzinapa”, dijo.

Tras encabezar una marcha que recorrió gran parte de la zona turística del puerto y que concluyó con un mitin frente al zócalo de la ciudad, Astudillo Flores reitero su petición al gobernador de Guerrero Rogelio Ortega Martínez, para que “saque las manos del proceso electoral y deje de manejar recursos públicos para favorecer a los candidatos del PRD.

"Al Gobernador del Estado, Rogelio Ortega, le hago un llamado para que asuma con absoluta responsabilidad el momento histórico que está viviendo. Queremos decirle que no sea vencido por la tentación de meter las manos en el proceso y que deje de influir en los guerrerenses. No nos vamos a quedar callados, ni vamos a aceptar su injerencia en favor de una candidata que no tiene el apoyo de la mayoría de los ciudadanos”, dijo.

Por la mañana, el candidato al gobierno de Guerrero por la coalición PRI-Verde, Héctor Astudillo Flores, encabezo su cierre de campaña en Chilpancingo, donde también se comprometió a devolverle la paz y la tranquilidad a las ocho regiones que integran el estado de Guerrero.