Nacional

Ni despidos ni reducción de salario, el acuerdo con maestros

De acuerdo con la minuta firmada por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, “ningún trabajador podrá ser removido ni cambiado de sus centros de trabajo ni sufrir detrimento en su salario o remuneraciones, tampoco podrá ser cambiado de las funciones que ha venido desempeñando”.
Mariana León
02 junio 2015 22:43 Última actualización 03 junio 2015 6:31
CNTE

El acuerdo, firmado por la Segob y la CNTE permitirá que los profesores mantengan sus plazas a pesar de estar en paro indefinido. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Gobernación y la CNTE acordaron que ningún profesor sea removido de sus funciones o de su centro de trabajo, así como el respeto a su salario.

De acuerdo con la minuta firmada el pasado lunes por el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, “ningún trabajador podrá ser removido ni cambiado de sus centros de trabajo ni sufrir detrimento en su salario o remuneraciones, tampoco podrá ser cambiado de las funciones que ha venido desempeñando”.

La Ley General de Servicio Profesional Docente específica que si los profesores fallan tres veces en la prueba de permanencia tendrán que, obligatoriamente, ser removidos de su trabajo al frente del aula.

El documento añade que “siendo la estabilidad laboral el reto más importante de las autoridades federales, así como del magisterio del país, el gobierno federal garantiza la no aplicación retroactiva de la ley, por lo que aquel maestro que cuente con un derecho previamente adquirido no sufrirá detrimento de sus percepciones”.

La Segob también se comprometió a respetar la autonomía sindical y los procesos internos del magisterio.

Sin embargo, durante la Asamblea Nacional Representativa (ANR) de la CNTE, que se llevó a cabo también el pasado lunes, se consideró la propuesta de Gobernación como “nula” porque no responde a los 11 puntos del pliego de demandas.

La conclusión de la reunión es que seguirán con la táctica de “movilización-negociación-movilización”.

También se determinó intensificar las acciones de boicot al proceso electoral del próximo 7 de junio.

Se exigió que la próxima mesa con Gobernación –que se prevé sea hoy– estén presentes autoridades del Servicio Profesional Docente, la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Entre las acciones que tiene prevista la CNTE está la toma del INE y la quema de más boletas electorales.

Otra de las conclusiones fue que “en el marco del paro magisterial se continúa la ruta planteada en éste periodo de lucha de manera sincronizada con los estados”.