Nacional

Morena cambia votos
por tortilleros y
pollos rostizados

En enero, AMLO invitó a no regalar el sufragio “por migajas y despensas”. La comida venía en una bolsa donde se leía la leyenda: “vota por Morena”.
Heriberta Ferrer
13 mayo 2015 23:59 Última actualización 14 mayo 2015 5:0
El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, alguna vez pidió no cambiar voto por "migajas". (Cuartoscuro)

El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, alguna vez pidió no cambiar voto por "migajas". (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Morena repartió pollos rostizados, charolas de cartón, bolsas y tortilleros de plástico en Tlalpan para convocar al voto, lo cual contraviene la ley electoral –en materia de propaganda– que sólo permite la entrega de utilitarios de material textil.

Cuatro militantes de Morena, con camisetas identificadas con el emblema del partido, llegaron a una rosticería en la carretera Picacho-Ajusco para comprar pollos rostizados, colocar una mesa y en ella diversos artículos con la leyenda: “Vota por Morena”.

Los pollos fueron puestos en charolas con el emblema del partido y fueron repartidos –junto con tortilleros– en bolsas de plástico que señalan la manera de votar el 7 de junio, con una marca de “paloma”, a la población que se acercó.

La Unidad Técnica de Fiscalización del INE inició una investigación por el reparto de comida y de utilitarios denunciados por el Partido Verde.

Tlalpan es disputada por Morena al PRD con la candidata Claudia Sheinbaum, exsecretaria de Medio Ambiente del Gobierno del DF y cercana a López Obrador, de quien ha sido colaboradora e integrante del “gobierno legítimo” en 2006.

El Verde denunció la ilegalidad del acto, ya que la entrega de un bien está prohibida por la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Además de que la entrega de propaganda utilitaria viola el Reglamento de Fiscalización, compuesta por artículos promocionales que contengan imágenes, signos, emblemas y expresiones que tengan por objeto difundir la imagen y propuestas del partido.

El 10 de enero de este año, López Obrador llamó al pueblo oaxaqueño a no vender su voto a cambio de “migajas, despensas” en los próximos comicios. Recordó que en otras zonas pobres del país se entregaron tarjetas Soriana, monederos Monex, materiales de construcción, pollos, patos... “marranos, cerdos eso es lo que son los de arriba, no los de abajo”, declaró el morenista.