Nacional

Moreira, el presidente del PRI que por sus polémicas afectó a EPN

En 2011, la Secretaría de Hacienda informó que, durante la gubernatura de Humberto Moreira Valdez, la deuda de Coahuila se elevó a 34 mil millones de pesos, para lo cual falsificó decretos del Congreso estatal.
Nayeli Cortés
18 enero 2016 0:10 Última actualización 18 enero 2016 5:0
Moreira

Humberto Moreira, expresidente del PRI. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila y expresidente del PRI, detenido el pasado 15 de enero por las autoridades españolas que le investigaban delitos como lavado de dinero, ha sido protagonista de polémicas y escándalos políticos.

En 2011, la Secretaría de Hacienda informó que, durante la gubernatura de Moreira Valdez, la deuda de Coahuila se elevó a 34 mil millones de pesos, para lo cual falsificó decretos del Congreso estatal. Con ello logró dos créditos por 3 mil millones de pesos, que respaldó con las participaciones que la entidad recibe de la federación.

El responsable de esta operación fue el entonces secretario Ejecutivo del Sistema de Administración Tributaria del estado, Javier Villarreal, que después sería detenido en Estados Unidos (2014) acusado de lavado de dinero proveniente del gobierno estatal.

En ese momento, Moreira era presidente del PRI y sería responsable de conducir al partido en su intento por regresar a Los Pinos.

Moreira rechazó en reiteradas ocasiones que el escándalo le costara el cargo y acusó al gobierno de Felipe Calderón y al PAN de orquestar una campaña en su contra.

“Eso quisiera el PAN, que pidiera licencia, pero fui convocado como presidente del PRI para ganar elecciones”, indicó en agosto de 2011.
Sin embargo, las encuestas del PRI comenzaron a reportar afectaciones a la imagen del partido, que repercutirían en la candidatura presidencial de Peña Nieto.

Cuatro meses después, el desgaste era claro y el exgobernador del Estado de México declaró que Moreira debía ponderar su permanencia en el cargo. “Esta serie de señalamientos sobre el endeudamiento de Coahuila llevarán al dirigente nacional a tomar una definición personal”, indicó el ahora presidente de la República, el 1 de diciembre de 2011. Al otro día, Moreira presentó su renuncia.

En octubre de 2012, Moreira volvió a las primeras planas de los diarios cuando su hijo Eduardo fue asesinado por el crimen organizado en Coahuila. El exlíder del tricolor atribuyó el asesina “a una venganza del narco”.

El viernes pasado, Moreira fue detenido en el aeropuerto Internacional de Barajas, en España, como resultado de una investigación por lavado de dinero.

En 2013 se mudó con su familia a ese país para estudiar una maestría, dijo, con una beca otorgada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE); pero esta organización magisterial negó haberle dado algún apoyo.

La exlideresa de este sindicato, Elba Esther Gordillo, detenida en 2013 por presuntamente realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, mantuvo una relación cercana con Moreira.

En España, el exlíder del PRI rentaba un chalet en Valldoreix, en el barrio de Sant Cugat, en Cataluña por 3 mil 500 euros mensuales, es decir, casi 70 mil pesos.