Nacional

Monreal le da chamba al exchofer de López Obrador

“Nico”, quien trabajó como chofer de Andrés Manuel López Obrador, fue nombrado director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos de la delegación Cuauhtémoc por Ricardo Monreal.
Felipe Rodea
11 octubre 2015 12:4 Última actualización 11 octubre 2015 20:16
Nicolás Mollinendo fue chofer de Andrés Manuel López Obrador. (Cuartoscuro/Archivo)

Nicolás Mollinendo fue chofer de Andrés Manuel López Obrador. (Cuartoscuro/Archivo)

Nicolás Mollinedo Bastar, quien fuera el chofer mejor pagado del país cuando trabajó al lado de Andrés Manuel López Obrador, fue ahora nombrado nuevo director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos de la delegación Cuauhtémoc por Ricardo Monreal.

El controvertido “Nico”, como se le conoce desde el año 2000, cuando trabajó como chofer del entonces jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador; cuatro años después se descubrió que su sueldo era de 62 mil 997 pesos mensuales. El ahora líder de Morena lo exculó diciendo que sus funciones sobrepasaban a las de un chofer.

A la sombra de AMLO, Mollinedo Bastar ha acomodado a su familia en varios cargos. Su hermano Alfredo Mollinedo estuvo a cargo de la dirección de Recursos Humanos en Álvaro Obregón; su primo Rafael Marín Mollinedo fue primero director de la RTP y en 2003 alcanzó la dirección de Servicios Urbanos del DF.


Su sobrina Gloria Aparicio Bastar, quien inició en el área de Comunicación Social, fue colocada como subdirectora de Servicios Urbanos.

En septiembre de 2008, en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, la empresa Tabana Banana obtuvo la conceción de los alimentos de la cárcel del municipio: Los accionistas de la firma son Rafael Fernando Marín Mollinedo -actual dirigente de Morena en esa entidad- y María Amada Mollinedo Valencia, y el comisario del Consejo de Vigilancia es Nicolás Mollinedo. Este contrato les dejaba ganancias anuales por 17 millones de pesos.

La adjudicación fue directa del entonces presidente municipal, Gregorio Sánchez Martínez, quien posteriormente fue a dar a la cárcel acusado de ligas con los Zetas y los Beltrán Leyva.


Nicolás Mollinedo había estado buscando colocarse en la administración pública, pues en 2012 acudió con el entonces jefe de gobierno electo, Miguel Ángel Mancera, a solicitarle empleo.