Nacional

“Mejor me quedo en México, EU ya no es lo que todos creen”

Cientos de migrantes de Centroamérica, el Caribe y África han cambiado su rumbo para permanecer ahora en México. En Tapachula, las estadísticas y testimonios recogidos entre migrantes apuntan a que, en lugar de volver a sus países prefieren quedarse aquí.
Helena Lozano 
01 febrero 2017 22:33 Última actualización 02 febrero 2017 5:0
Migrantes. (Reuters)

Migrantes. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sueño migrante ya no está en Estados Unidos. Yace en México.

Con la frontera estadounidense cerrada tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, cientos de migrantes de Centroamérica, el Caribe y África han cambiado su rumbo para permanecer ahora en México. En Tapachula, las estadísticas y testimonios recogidos entre migrantes apuntan a que, en lugar de volver a sus países prefieren quedarse aquí.

Es el caso de Carmen Elena Rivas, una vendedora de frutas y verduras, de 43 años, proveniente de El Salvador, que cruzó hace quince días la frontera acompañada de sus hijos Donovan y Ángel, de 9 y 8 años. Amenazada y extorsionada por la Mara Salvatrucha decidió huir. “Me quiero quedar en México. Me fui porque los pandilleros me amenazaron, me pedían renta y me decían que mis hijos estaban buenos para andar en eso”, aseguró.

Como ella, otros migrantes de El Salvador, Honduras y Guatemala-, ya ni siquiera hacen el intento de llegar a la frontera del norte. Están enfocados a conseguir trabajo en México. “Pienso quedarme en México de una vez trabajando, por eso pedí asilo, Estados Unidos ya no es lo que todos creen”, afirma Víctor Castillo, migrante guatemalteco.

Confrontado con una oleada humana que consume los recursos y bajo la presión directa de Washington, el Instituto Nacional de Migración continúa con la aplicación del Plan Sur, que le ha llevado a dejar de lado las tareas administrativas y controlar, cada vez con mayor fuerza, las rutas migratorias y las calles. Por ello, las detenciones y las deportaciones han ido en aumento, puntualiza el cónsul de Guatemala en Tapachula, Héctor Sipac. “De aquí a Tuxtla Gutiérrez hay de 6 a 8 operativos donde participan autoridades independientes, no en conjunto con migración”, dijo.

Estos controles migratorios han llevado a que los indocumentados dejen las vías del tren y carreteras para transitar por sierras y cañadas, tratando de escapar del INM y las policías municipales y estatal en su camino hacia México.