Nacional

Megaexorcismo, para erradicar males del país: Sandoval Íñiguez 

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez encabezó un megaexorcismo, el primero que se realiza de estas características, con el fin de erradicar el mal y la violencia que han llegado al país por la legalización del aborto, el matrimonio homosexual, entre otras cosas, consideró. 
Juan Carlos Huerta / corresponsal
19 junio 2015 20:29 Última actualización 19 junio 2015 20:30
Cardenal

El cardenal dijo que la interrupción del embarazo "es una falta inmensa porque legaliza los homicidios". (Juan Carlos Huerta)

El cardenal emérito, Juan Sandoval Íñiguez, asegura que encabezó un megaexorcismo en días pasados para suplicar a Dios que salga del país el mal y la violencia que a su juicio trajo la legalización del aborto y el matrimonio homosexual. "fue así que se le abrió la puerta al maligno", dijo. 

Reconoce que este exorcismo es el primero que se efectúa con éstas características, y fue realizado a puerta cerrada el 20 de mayo en la catedral del estado de San Luis Potosí.

Asegura que la interrupción del embarazo "es una falta inmensa porque legaliza los homicidios", y comparó este procedimiento con las ejecuciones del crimen organizado, "son despedazados dentro del vientre de su madre, los otros, ya adultos, pero igual son mutilados y sus restos son puestos en bolsas y luego lanzados a la calle", explicó.

En el ritual participaron ocho exorcistas mexicanos, y la invitación fue hecha por el obispo de San Luis Potosí, Carlos Cabrero, y participó el
demonólogo español Antonio Fortea.

El purpurado fue enfático en señalar como las causas a las modificaciones constitucionales como la legalización del aborto y los matrimonios homoparentales, y calificó como 'una aberración inmensa' a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de validar esas uniones para que se denominen matrimoniales, "una persona poseída me dijo que los demonios hablaban, obligados por la Virgen de Guadalupe, diciendo que mientras no se cambien las leyes a favor del aborto, no habrá paz en México”, señaló.

El exorcismo se efectuó en San Luis Potosí, estado en el que tres clérigos estuvieron vinculados en casos de corrupción de menores el pasado año.

El cardenal no descarta que más exorcismos se realicen en otras partes de la república en los próximos meses. "El exorcismo se acordó hacer sin previo aviso, pero se está dando a conocer a los creyentes para exhortar a que se repita en muchos lugares de México”, indicó.