Nacional

Meade define los riesgos para México

En entrevista con el aspirante presidencial del PRI, José Antonio Meade, dijo que es necesario sumar fuerzas militantes y simpatizantes. 
Pablo Hiriart 
29 noviembre 2017 22:46 Última actualización 30 noviembre 2017 5:0
Meade

Meade

José Antonio Meade dice tener claro cuál es el principal riesgo para México: que escojamos el camino de la incertidumbre, el camino de la división, el camino de la ocurrencia.

___¿Irías a un diálogo de cara a la población con López Obrador?

___Tantos y cuantos quiera. Pero lo que hemos visto en ese caso particular es que no le gusta hablar, que le gusta únicamente pontificar, y que le gusta pontificar solamente a un tipo de audiencia. Y quienes prefieren hacer eso se van quedando solos con su voz y acaban clamando, no en el desierto, sino en el rancho” (La Chingada, se llama).

La entrevista con el aspirante presidencial del Revolucionario Institucional, realizada en ADN40 y transmitida anoche por ese canal de Azteca, comenzó con el tema del malestar ciudadano con el PRI.

Sí, afirma Meade, y frente a esa molestia el PRI dijo que “hay que abrir las puertas, las ventanas, que la gente se acerque. Hay que abrir la posibilidad, incluso en el extremo, de que sumemos fuerzas militantes y simpatizantes. Y ese proceso es el que permite que un simpatizante diga yo quiero, pida el apoyo con humildad, busque a los sectores, busque a las organizaciones y plantee con ellos hacer equipo para tener la mejor propuesta”.

___En caso de alcanzar la candidatura, aspiras a ser líder real del PRI?

___Sin duda aspiro a ser líder real del PRI. Aspiro a encabezar una coalición amplia, y gobernar en un entorno donde tengamos un país unido, un país donde la experiencia y el rumbo cierto sea lo que predomine. México está llamado a ser una potencia y eso necesita que estemos unidos, que construyamos. Necesita que no nos vayamos por el camino de la división, del encono, de la descalificación, sino de transformar.

___Corrupción e inseguridad son los dos grandes reclamos, ¿estás de acuerdo?

___Sin duda. Se sienten. Se ven. Hay una realidad que no nos tiene satisfechos y que requiere planteamientos en los que habremos de abundar para efecto de cambiar las instituciones, hacerle frente a esos reclamos y dar respuestas. La gente necesita salir a la calle con seguridad, saber que va a vivir en un país de leyes y donde su esfuerzo va a redundar en mejores frutos.

___También hay enojo por la economía. El 85 por ciento de las personas tienen ingresos inferiores a los 12 mil pesos mensuales.

___Tenemos que construir una economía más productiva y en ese camino estamos. Una economía más productiva se construye sobre la base de flexibilizar, de abrir, de generar un entorno de competencia. Esa es la tarea que estamos haciendo. Hoy hay más competencia en telecomunicaciones, más opciones y mejores costos. Hay más competencia en el mercado energético, donde antes teníamos una sola empresa que no podía acercarse capital ni tecnología de otras partes del mundo. Hoy tenemos un sistema financiero que compite todos los días por ofrecer mejores alternativas de ahorro y crédito.

___Tú tienes fama de honrado, pero para que un gobierno sea honesto, ¿basta con que el presidente sea honrado?

___No. Y mira, tenemos ejemplos, no hay que ir muy lejos. Hemos tenido jefes de la ciudad que se daban baños de pureza al tiempo que eran opacos y que a su alrededor había corrupción. Sin duda es muy importante el desempeño personal, pero también lo es que tengamos buenas instituciones que nos lleven a que cuando alguien viole la ley enfrente una consecuencia.

___El poder cambia a las personas. Tú eres sencillo, y si ganas la Presidencia, ¿vamos a ver a un José Antonio Meade arrogante y altanero?

___A ver, dos certezas: primero, voy a ganar. Y segundo, voy a seguir siendo quien siempre he sido. He sido cinco veces secretario de Estado y eso no me ha cambiado en mi forma de ser, en la forma de ver mi vida y vivir mis valores, por lo que puedes estar cierto de las dos cosas. Voy a ganar y voy a seguir siendo el mismo.