Nacional

Mancera ofrece apoyo del GDF a jornaleros de San Quintín

El jefe del gobierno del Distrito Federal , Miguel Ángel Mancera expresó que el movimiento de los jornaleros de San Quintín ilustra la realidad laboral de los trabajadores mexicanos. 
Héctor Gutiérrez
08 abril 2015 17:7 Última actualización 08 abril 2015 17:10
La semana pasada Miguel Ángel Mancera cesó al secretario de Obras y Servicios acusado de probable conflicto de intereses. (Cuartoscuro)

Miguel Ángel Mancera, pide mejorar las condiciones laborales de los jornaleros. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Miguel Ángel Mancera, jefe del gobierno del Distrito Federal, ofreció el apoyo de su administración a los jornaleros de San Quintín, Baja California, en la negociación que éstos sostienen con las empresas que los contratan para mejorar sus condiciones laborales.

En una misiva, Mancera señala que “su movilización y protesta ilustra muy bien la realidad laboral de los trabajadores mexicanos; es decir, la realidad de las jornadas completas, de sol a sol, con un pago muy precario y en condiciones muy desiguales frente a sus patrones”.

Y les expresa que “su reivindicación es nuestra, porque desde hace un año hemos insistido en todos los foros que el problema de la economía y del mercado laboral en México no radica sólo en los mercados informales, sino precisamente en los mercados formales; es decir, ahí donde existe un contrato firmado, un vínculo jurídico entre empresas y trabajadores”.

Aseguró también que “sus exigencias confirman asimismo que el precio que año con año se decreta para el salario mínimo (ubicado siempre a niveles tan bajos), coloca a las negociaciones laborales en una desventaja inaceptable para los trabajadores de más bajo sueldo, de tal manera que, para contar con dinero líquido –el día a día-, está dispuesto a renunciar a otras tantas prestaciones constitucionales, elementales para una vida digna”.

Finalmente establece que “su movimiento arroja luz a una situación que, desde el gobierno de la ciudad de México hemos señalado insistentemente: el mercado laboral formal produce pobres, incluso pobres extremos-, y este es el mensaje que nuestra economía necesita erradicar. Por el contrario, lo que la sociedad y el pacto social requieren con urgencia, es la certeza de que el trabajo duro, el trabajo honesto, el trabajo legal, sirve para salir de la pobreza, de la pobreza alimentaria, de la pobreza de hambre”.