Nacional

Maestros seguirán en aulas sólo si asisten, saben y son responsables

Según el documento Evaluación del Desempeño Docente. Educación Básica, la primera etapa de la prueba es un informe de cumplimiento de responsabilidades del profesor, que incluye si asistió a clases durante el último año y enseñó los contenidos necesarios; la prueba determinará su permanencia ante un grupo.
Mariana León
27 mayo 2015 23:57 Última actualización 28 mayo 2015 5:0
escuelas CUARTOSCURO

En la prueba se contempla una evaluación a su 'responsabilidad docente' es decir si cumple con el calendario escolar. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer los detalles de la prueba que evaluará a más de un millón 200 mil docentes de educación básica del país, y que determinará su permanencia frente a los alumnos, en un examen que consistirá de cinco etapas.

Entre ellas se encuentra una evaluación a su “responsabilidad” docente. Es decir, si cumplen con el calendario escolar.

Para los profesores de inglés se les hará un diagnóstico adicional para identificar el nivel de dominio de esta segunda lengua.

Este año será la primera vez que los maestros mexicanos enfrenten un examen que determinará si continúan en sus actuales puestos de trabajo o serán removidos a tareas administrativas.

Según el documento Evaluación del Desempeño Docente. Educación Básica. Ciclo Escolar 2015-2016, consultado por El Financiero, la primera etapa de la prueba es un informe de cumplimiento de responsabilidades del profesor, que incluye si asistió a clases durante el último año y enseñó los contenidos necesarios.

“Considerando la importancia de la normalidad mínima de operación escolar, el informe será emitido por el director de la escuela o supervisor para identificar el grado de cumplimiento de las responsabilidades profesionales del docente, que son inherentes a su profesión”, detalla el documento.

Se señala que este reporte será llenado en línea en la plataforma del Sistema Profesional Docente.

El documento apunta que la prueba de conocimientos se constituirá de casos con situaciones educativas de la vida real.

“Se trata de un instrumento estandarizado y autoadministrable con al menos 100 tareas evaluativas, supervisado por un aplicador. El docente acudirá a la sede designada y resolverá –en línea– las tareas evaluativas”, detalla.

El expediente de evidencias de enseñanza se conformará por una muestra de los trabajos desarrollados por sus alumnos. Éstos servirán como fuente de análisis y “permitirán elaborar una argumentación que será evaluada por certificadores del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación”.

Para preescolar y primaria, el profesor elegirá en total cuatro evidencias: dos trabajos de lenguaje, uno con alta y otro con baja calificación; y otros dos de formación del pensamiento matemático, uno de mayor desempeño y otro menor.

Para los docentes de educación secundaria, los trabajos serán de la asignatura que imparten. Las evidencias se subirán a la plataforma digital diseñada para tal efecto y estarán acompañadas de una descripción y contextualización básica.

“La argumentación que se haga a partir del análisis de las evidencias contendrá los siguientes elementos: contexto educativo, narración de la estratégica didáctica y el alcance de los objetivos de enseñanza”, apunta.

El cuarto punto consiste en diseñar una planeación didáctica de la clase. Ahí el docente se presentará en la sede de aplicación el día de la evaluación y diseñará un plan para impartir la materia que argumentará a partir de los propósitos educativos.

Para el examen complementario de inglés, el evaluado acudirá a la sede de aplicación para realizar, de manera autoadministrada, los exámenes correspondientes. El tiempo establecido es de cuatro horas.

Todo este proceso de evaluación será considerado como la primera oportunidad de tres, para que un profesor siga al frente de un aula.