Nacional

López Obrador santifica a su candidato por Iztacalco

Acompañado por los candidatos a diputados locales y de unos mil 500 seguidores, el líder de Morena dijo que Jesús Martín del Campo, aspirante a dirigir la delegación Iztacalco, "es un santo de la lucha social, de la lucha democrática; ya mejor que él, no hay"; también aseguró que está listo para contender en el 2018.
Alberto González
28 abril 2015 10:2 Última actualización 28 abril 2015 10:3
Andrés Manuel López Obrador

El excandidato presidencial acudió a un mitin de apoyo de los candidatos de Morena en Iztacalco. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Andrés Manuel López Obrador volvió al DF a dar su mensaje y al comenzar su recorrido se dio tiempo para canonizar a Jesús Martín del Campo y de calificar de traidor a Graco Ramírez... para terminar, en la colonia Moctezuma con un: "estoy sano, vamos por el 18; la tercera es la vencida".

En la plaza de la delegación Iztacalco, ante unos mil 500 seguidores, el líder de Morena invitó a sus seguidores a votar por Martín del Campo para delegado de esta demarcación, quien, afirmó, es una
gente de principios y de ideales.

“Es un santo de la lucha social, de la lucha democrática; ya mejor
que él, no hay”, aseguró Andrés, quien señaló, en entrevista, que
la única opción para sacar adelante al país es Morena, “aunque me acusen de mesiánico”.

Ante la lluvia de preguntas de los reporteros, calificó de traidor
al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, a quien dijo, le levantó la mano en aras de la unidad el PRD, antes de romper con ese partido.

“Graco es una calamidad como gobernador, él ayudo a Peña desde que ganó. Nos dio la espalda, nos traicionó. Antes de que cantara el gallo ya estaba declarando que estaba a favor de Peña Nieto”, reprochó.

Abajo, la gente aplaudía y vitoreaba a su líder, acompañado en el templete, por los candidatos a diputados locales y federales.

En la avenida Té, frente a la delegación Iztacalco, se encontraba
estacionada una fila de unos 20 taxis, cuyos conductores fueron a apoyar López Obrador.

En entrevista culpó al PRI y PAN del debate que se dio en el INE, en torno a un mitin que encabezó en el auditorio de una iglesia en Ayotlán, Jalisco.

Después de comentar que a su llegada se encontró con la propaganda de Carlos Estrada, esposo de la delegada saliente Elizabeth Mateos, y candidato al mismo cargo, afirmó que el PRD está podrido.

“El PRD ya no tiene convicciones, ya no piensa en el pueblo, el como los del PRI y del PAN, sólo piensan en los cargos”, sentenció: “Ya no son de izquierda, aunque ellos digan que son de izquierda”.

Habló de su infarto, del que ya se recuperó y de sus planes para
el futuro.

-¡Ya estoy bien y vamos a ir por el 18; no sabemos qué nos depare el destino...