Nacional

Logramos registro, pese a que tuvimos traidores: Encuentro Social

Su dirigente, Eric Flores dijo que de las 6 declinaciones de su partido, una de ellas del aspirante a la gubernaturas de Guerrero y dos a nivel diputación, “sí, se nos colaron algunos traidores, pero no dudo que fue una estrategia de algún partido político, pues incluso hubo quien intentó comprar a nuestros candidatos”.
Miriam de Regil
09 junio 2015 0:23 Última actualización 09 junio 2015 5:0
Eric Flores

El dirigente de Encuentro Social dijo que no es un partido de derecha ni de izquierda. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. Partido Encuentro Social (PES) no es un partido de derecha ni de izquierda, afirma su presidente nacional Eric Flores Cervantes, pues no les gusta la “geometría política”, y asegura que sí utilizan algunos puntos de ambas ideologías para responder a los ciudadanos.

Los resultados preliminares de las pasadas elecciones indican que el PES conservará su registro, por lo que Flores Cervantes se muestra optimista y señala que como una de las nuevas opciones políticas en el país, trabajarán por los más pobres y “buscarán que mucha gente cambie su forma de pensar para ayudar a los que menos tienen”.

De confirmarse los resultados preliminares, el PES tendrá presencia en 12 de los 17 estados en donde hubo elecciones, y contará con tres representantes en la ALDF.

“Sin duda esto es el resultado de 12 años de trabajo que empezamos como agrupación política y en los que intentamos ser, por mucho tiempo, un partido local en varios estados, pero que en nuestra primer elección fuimos una sorpresa al convalidar nuestro registro”.

Sobre si el apoyo de la iglesia en esta ocasión les ayudó a mantener su registro, el presidente del partido afirmó que ello sí fue importante, pero –dijo–, no lo fue todo.

“Muchos somos cristianos, pero en mi iglesia, al igual que en otras, no existe el voto corporativo. Contamos con el apoyo de gente que nos conoce... así se construyó el partido. No somos un nicho de culto religioso... está prohibido por ley”.

Asimismo, afirmó que el PES tiene una base social, pero, agregó, no es exclusivo de las iglesias cristianas. De los 550 mil afiliados que tienen en el país –340 mil registrados en el INE–, “me atrevería a decir que un 70 por ciento son cristianos, pero ello no interfiere a un solo círculo, pues estamos abiertos”, afirmó.

Tras cuestionarle sobre las seis declinaciones de su partido, una de ellas del aspirante a la gubernaturas de Guerrero y dos a nivel diputación, explicó que “sí, se nos colaron algunos traidores, pero no dudo que fue una estrategia de algún partido político, pues incluso hubo quien intentó comprar a nuestros candidatos”.

El PES quiere promover un paquete tres de reformas “importantes para el país: la política, la fiscal y la social, con las que se pretende acabar con los privilegios de la clase política, reactivar la economía y terminar con el asistencialismo”.