Nacional

Lluvia en CDMX deja inundación, gente atrapada, colapso vial...

Autos bajo el agua, estaciones del metro cerradas y otras más con encharcamientos y 'fuentes', unidades habitacionales inundadas y hasta una fachada derrumbada, así fue el paso de la lluvia por la capital del país este miércoles.  
Felipe Rodea 
28 junio 2017 20:6 Última actualización 29 junio 2017 5:0
lluvias en CDMX

LLuvias en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO.- Con lluvias que alcanzaron los 72 milímetros, ayer en el poniente y el norte de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México se registraron encharcamientos que daban aspecto de desastres. Autos bajo el agua, estaciones de metro con fuentes brotantes, policías rescatando gente en parabuses y vías consideradas rápidas. Un caos general por inundaciones generalizadas.

En vías como Insurgentes, Reforma, Circuito Interior, Periférico, Viaducto, Ejército Nacional y al menos 30 vialidades primarias más, los daños alcanzaron a las 16 delegaciones.

El Gobierno de la Ciudad de México activó los protocolos de emergencia y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública laboraron varias horas para auxiliar tanto a automovilistas como a peatones atrapados en los lagos que se formaron en las principales avenidas.

1
 

 

fallada

En calles como Villa Franqueza y Villa Ce, en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, en Iztapalapa, elementos del Cuerpo de Bomberos auxiliaron a los vecinos ante un brote de aguas negras.

Polanco, al poniente de la capital, era un estacionamiento y la mayor parte de las vías de salida, anegadas; en esta zona, donde la mayoría de los inmuebles son oficinas, comercios y restaurantes era imposible transitar.

Asimismo, la Línea 2 del Metro fue cerrada por completo, mientras que varias estaciones de la Línea 1, 3 y 7 tuvieron que suspender el servicio al público, debido a que tanto andenes como vías eran auténticas cascadas, y se afectó a más de 30 mil usuarios.

De manera provisional, de la estación Barranca del Muerto a Tacubaya se prestó un servicio provisional para el traslado de usuarios; mientras que autobuses de la RTP funcionaron desde la estación Constituyentes hasta El Rosario.

También el Metrobús vio afectadas sus operaciones, con traslados hasta de al menos dos horas entre terminal y terminal.

El tránsito vehicular colapsó por completo, pues los encharcamientos, en algunos puntos, superaron un metro de profundidad, sobre todo en los bajopuentes de Circuito Interior, Periférico, Calzada de Tlalpan e Insurgentes.

En Reforma, varios automóviles cayeron a las zanjas que fueron abiertas por las obras de la Línea 7 del Metrobús, mientras que decenas de automovilistas, que intentaron cruzar estos encharcamientos, quedaron atrapados en el agua.

Miles de automovilistas quedaron atrapados en el tránsito, en muchos casos hasta por más de cuatro horas.

Esta tromba también afectó a varios municipios conurbados del Estado de México, como Naucalpan, Ecatepec, Nezahualcóyotl, entre otros, donde el agua superó un metro de altura.

Cientos de familias fueron auxiliadas por bomberos ante el desbordamiento de ríos y canales que acabaron por inundar sus viviendas, aunque no se reportaron fallecimientos.

Al igual que en la capital, los servicios de transporte público colapsaron, el tránsito vehicular inmóvil y Protección Civil trabajó a su máxima capacidad.


El Gobierno de la Ciudad de México emitió un breve mensaje en su cuenta oficial de Twitter en el que dio a conocer que se daría acceso gratuito a algunas vialidades de cuota tras las anegaciones.