Nacional

Legisladores piden auditar nepotismo de Graco Ramírez 

El senador priista Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, dijo que todo gobernante debe siempre actuar con honestidad, y aunque la ley no se lo prohíba en algunos casos, no deben estar familiares cercanos en la estructura de gobierno.
Víctor Chávez
14 enero 2016 23:58 Última actualización 15 enero 2016 5:0
Graco Ramírez

Graco Ramírez, gobernador de Morelos. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Senadores de la República y diputados federales reprocharon el nepotismo del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y lo conminaron a gobernar con transparencia.

“Todo gobernante debe siempre actuar con honestidad, y aunque la ley no se lo prohíba en algunos casos, no deben estar familiares cercanos en la estructura de gobierno”, opinó el senador priista Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública, quien agregó en Morelos debe haber una administración transparente.

El diputado federal panista de Morelos, Javier Bolaños Aguilar, acusó que “Graco Ramírez incurre en un claro nepotismo en su gobierno, en perjuicio grave del estado y de la ciudadanía, al incluir familiares cercanos en puestos clave”.

Consideró que “la deshonestidad y la corrupción es lo que tiene al estado en una grave y alarmante situación de inseguridad, debido a la crisis de credibilidad en las instituciones”.

Aunque hayan sido aprobados por el Legislativo y por el sector empresarial de la entidad, “no se vale tener al sobrino de fiscal, a la nuera en Turismo, al hermano en Desarrollo Urbano, por mencionar sólo algunos. Se requiere congruencia, moral, honestidad”, dijo.

La también diputada panista morelense Emma Alemán Olvera sostuvo que “Graco Ramírez es tan incongruente como lo son sus discursos. La ley en Morelos no habla de nepotismo como tal, pero habla de que no se pueden contratar parientes en línea recta y en segundo nivel, y vemos que tiene parientes en todos los niveles del gobierno”.

Estimó que una de las principales causas “de todos estos males es la falta de firmeza y de decisión del Congreso local, para revisar y auditar las acciones de su gobierno corrupto, autoritario, déspota, cerrado e ilegal”.

La legisladora federal remarcó que “por menos que esto, el exgobernador Carrillo Olea se fue”.

“Es irresponsable, porque como gobernador acusa a muchas personas sin pruebas y sin actuar como autoridad; es deshonesto porque no sólo tiene a su familia en el gobierno, sino que además, como todo perredista, incluyó en la nómina a personas del Distrito Federal, de Michoacán, de Hidalgo, entre otros”, dijo.

Jesús Emiliano Álvarez López, de Morena, lamentó que “las prácticas de nepotismo ya acostumbradas del PRD, de otorgarse los cargos entre familia, como en delegaciones o como en curules y escaños, se den también en Morelos con Graco Ramírez”.

Integrante de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, el legislador consideró que “el fracaso del Mando Único en Morelos es por la corrupción, el desorden, la ingobernabilidad y el ego de Graco Ramírez, que sólo sabe intimidar y decir que ‘aquí mando yo’”.