Nacional

La ‘verdad histórica’ de los 43 se tambalea

Según la investigación del exprocurador Jesús Murillo, la verdad histórica del caso concluyó que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados, sus cuerpos calcinados en una gran fogata en el basurero de Cocula y las cenizas regadas en el río San Juan.
David Saúl Vela 
09 febrero 2017 23:24 Última actualización 10 febrero 2017 5:0
Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa se reunieron en el salón verde de la Cámara de Diputados para exigir la presentación con vida de sus hijos. (cuartoscuro)

Padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa (cuartoscuro) (Archivo) 

CIUDAD DE MÉXICO.- La posible responsabilidad de Tomás Zerón en el caso Ayotzinapa significaría el entierro de la llamada “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas de la escuela rural Raúl Isidro Burgos.

Según la investigación del exprocurador Jesús Murillo, la verdad histórica del caso concluyó que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados, sus cuerpos calcinados en una gran fogata en el basurero de Cocula y las cenizas regadas en el río San Juan.

Las investigaciones se basaron, en gran parte, en la declaración de algunos de los más de 130 detenidos tras la agresión y desaparición de los normalistas, el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Entre esas declaraciones se encuentran las de Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo o El Terco; Agustín García Reyes, El Chereje, y la de Salvador Reza Jacobo, El Wereke.

Esa conclusión fue refutada por los integrantes Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), quienes, entre otras conclusiones, detallaron que los declarantes fueron torturados.

Otro punto que pusieron en duda fue el que los restos de los normalistas hayan sido regados en el río San Juan. Sus sospechas la basaron en un video de una diligencia realizada el 28 de octubre de 2014 por Tomás Zerón que, sin embargo, no quedó registrada en el expediente y con base en ello alegaron “siembra de pruebas”...