Nacional

La Auditoría Superior reprueba en transparencia... al INAI

El instituto encargado de garantizar a los ciudadanos el acceso a la información pública salió reprobado precisamente en transparencia y operación técnica, luego de que la ASF halló irregularidades en contratos y en su administración.
Víctor Chávez 
16 julio 2017 23:23 Última actualización 17 julio 2017 5:0
Inai. (Cuartoscuro)

Inai. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En su primer avance de revisión de la Cuenta Pública 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reprobó en transparencia y operación técnica al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

En su dictamen, la ASF advierte que de 2012 a 2016, el INAI gastó 540 millones 372 mil pesos en comunicaciones, derechos de uso de software, desarrollo de aplicaciones y consultorías.

Detalla que en 2012 tuvo una inversión de 68 millones 598 mil pesos para estos rubros; para 2015 se elevó hasta 155 millones 107 mil pesos, es decir, más de un 120 por ciento. En 2013 fue de 92 millones 816 mil; 2014, de 116 millones 124 mil pesos, y en 2016 destinó todavía 107 millones 125 mil pesos.

Sin embargo, en el dictamen emitido el 30 de junio de este año, la ASF sanciona que “de la normatividad se identificó que el INAI no cuenta con manuales de organización y de procedimientos; durante 2016 no contó con un Reglamento Interno vigente y con una estructura autorizada, la cual debió de haberse formalizado a los seis meses de la entrada en vigor de la LFTAIPG (9 de mayo de 2016)”.

Añade que “con respecto al proyecto de la Plataforma Nacional de Transparencia, el INAI no realizó la administración adecuada del proyecto, no se contó con estándares de desarrollo web y con una metodología de administración de proyecto propia del Instituto que haya sido autorizada y aprobada”.

“El plan general no contiene actividades de corrección de fallas de los módulos del Sistema de Solicitudes de Acceso a la Información (SISAI), del Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT), ni las fechas de aprobación de las pruebas del Sistema de Comunicación entre Organismos Garantes y Sujetos Obligados (SICOM) y del Sistema de Gestión de Medios de Impugnación (SIGEMI)”.

Sobre irregularidades en contratos con proveedores para la compra de su infraestructura, la ASF detalla también que “se adjudicó a los proveedores INTELLEGO, S.C., en propuesta conjunta con DOTTED CLOUD, S.A. de C.V., el contrato del Desarrollo de la Plataforma Nacional deTransparencia Primera Etapa, siendo que su propuesta rebasaba su suficiencia presupuestal, habiendo otra que cumplía con los requisitos técnicos y económicos”.

Además, “el INAI no penalizó a los proveedores INTELLEGO, S.C., en propuesta conjunta con DOTTED CLOUD, S.A. de C.V., por no cumplir con la entrega estipulada en el anexo técnico, por 2 millones 341mil pesos 600 pesos”.

Y mientras se detectan estas anomalías, el INAI no cuenta con un Contralor Interno designado por la Cámara de Diputados –como quedó establecido en la ley diseñada y avalada por los propios legisladores– por desacuerdos entre partidos.