Nacional

INE restringe datos en lista nominal que entregará a partidos 

La USB que recibirán los partidos sólo contendrá nombre, sección y distrito electoral del votante para realizar labores de vigilancia y depuración de esa base de datos; además deberán regresar el dispositivo con la información al INE. 
Nayeli Cortés
02 mayo 2016 15:20 Última actualización 02 mayo 2016 15:21
Padrón electoral

[Cuartoscuro]  Tribunal Electoral detecta anomalías.

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de protestas de los partidos políticos, la Comisión del Registro Federal de Electores del INE decidió restringir la información de la lista nominal de electores que les entrega de forma impresa o magnética. Ahora sólo recibirán el nombre, la sección y el distrito electoral de un posible votante para realizar labores de vigilancia y depuración de esa base de datos.

La decisión se toma a menos de una semana de que el partido Movimiento Ciudadano reconoció que había subido la lista nominal de electores a la nube de Amazon.

Con estos datos, las fuerzas políticas podrán verificar que una persona esté correctamente inscrita pero, al no tener la clave de elector y el domicilio se limitará el uso del listado con fines proselitistas, explicó el consejero electoral Ciro Murayama.

Además, se reforzó la obligación de los partidos de regresar la USB con el listado nominal de electores que les entrega el instituto. Ahora tendrán que acompañar el dispositivo de un informe sobre el cumplimiento de dicha medida.

Como establece el artículo 151 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la base de datos se entregará en medio magnético solo cuando haya elecciones federales y sea necesario depurar el listado de ciudadanos que puedan votar.

Si los partidos desean realizar consultas en otro momento o de una mayor cantidad de datos tendrán que hacerlo desde un centro de consulta habilitado en la sede del Registro Federal de Electores.

“Estos nuevos lineamientos son de enorme trascendencia porque modifican las prácticas que prevalecían en la verificación del listado”, aseguró el consejero Benito Nacif.

La medida, agregó el consejero, también inhibirá el robo de identidad con fines político electorales detectada por el INE, cuando aspirantes a candidatos independientes al Constituyente de la Ciudad de México entregaron firmas de apoyo de personas muertas o presas.

PROTESTAN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Durante la sesión en la que se aprobaron las nuevas disposiciones sobres vigilancia, verificación y entrega de datos personales en poder del Registro Federal de Electores, los partidos externaron su molestia ante las restricciones y reiteradamente pidieron que se les entregara la clave del elector.

Incluso, el PRD solicitó, sin éxito, que le proporcionaran estas claves aunque no le dieran los nombres de los ciudadanos.

El PAN, en voz de Guillermo Ayala, culpó a Movimiento Ciudadano por la implementación de estas medidas. Esto porque la semana pasada, ese partido reconoció que había subido a la nube de Amazon el listado nominal de electores que le entregó el INE en febrero de 2015.

“Si hacemos una analogía con el fútbol podemos decir que el balón (el listado nominal) apareció de repente entre el público… y ahora a todos los equipos nos van a castigar”, consideró.

El consejero Enrique Andrade negó que las nuevas disposiciones fueran una respuesta al probable a ese caso.

También aclaró que una vez que se aprueben los lineamientos, “si hay una fuga de datos del padrón, si se vende en Tepito será responsabilidad del INE y no de los partidos. Este será un giro importante que asumimos, será un acto de responsabilidad”.

El consejero Ciro Murayama evidenció que los partidos desdeñan las consultas in situ del padrón electoral. Según los datos que proporcionó, ni el PRI ni el PVEM y tampoco el PT han acudido una sola vez a ese lugar; Morena y Nueva Alianza lo han hecho en una ocasión; el Partido Encuentro Social en dos y Movimiento Ciudadano en cinco.

Los que más acuden al centro de consulta son el PRD (25 ocasiones) y el PAN (13 ocasiones).

El consejero Marco Baños aclaró que no se trata de “confabularse contra los partidos” sino de garantizar la protección de datos personales. También les recordó que cuentan con recursos para poder trasladarse de cualquier estado a la Ciudad de México y realizar todas las consultas necesarias en el centro habilitado para ello.

Una vez que el Consejo General del INE ratifique estas medidas de acceso a las bases de datos en poder del INE, los partidos podrán impugnarlas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).