Nacional

Hotel en EU se disculpa por falta de limpieza en 'Día sin inmigrantes'

El Hampton Inn de Mount Juliet, en Tennessee, argumentó que el 99% de su personal de limpieza es de origen hispano y, derivado del movimiento en protesta a las políticas migratorias de Trump, no acudieron a trabajar.
Redacción 
16 febrero 2017 18:59 Última actualización 16 febrero 2017 21:28
(Tomada de www.hotelsone.com)

Hotel Hampton Inn & Suites en Tennessee.

El hotel Hampton Inn & Suites en Tennessee pidió disculpas a sus huéspedes por la falta de limpieza durante el jueves 16 de febrero, ya que el 99 por ciento de sus empleados son hispanos y se movilizaban bajo el lema Un día sin inmigrantes.

"Como muchos huéspedes pudieron notar esta mañana, la comunidad hispana y otros inmigrantes participan en una protesta nacional para alertar a la población sobre el impacto que tienen en la fuerza laboral de el país. Nuestro equipo de limpieza es 99% hispano y ninguno de ellos acudió a trabajar", argumentó en una carta el hotel.

El hotel recordó que las manifestaciones se realizaron en distintas ciudades de Estados Unidos, y ante la falta de empleados algunos negocios tuvieron que cerrar.

Debido a los huéspedes que se encontraban en el lugar, Hampton Inn decidó no cerrar y dejó en cada habitación la siguiente carta: 


En otras ciudades, como en Dallas, Nueva York y Washington, diversos negocios lucieron con carteles que pedían disculpas por no abrir ese día, ya que se sumaban al movimiento Un día sin inmigrantes. “En solidaridad con nuestros amigos inmigrantes estaremos cerrados este jueves”, es uno de los tantos letreros.

En la capital de Estados Unidos, de los dos mil 233 restaurantes situados en el distrito de columbia. 61 lucieron cerrados al mediodía, pero con el paso del día se sumaron casi cien establecimientos por falta de empleados, de acuerdo con washingtonian.com.


En redes sociales se difundieron diversos locales, incluso un McDonald’s con un letrero que decía “Tuvimos que cerrar por falta de personal”; sin embargo, el boicot llegó también a los recintos culturales.

El Museo Davis en el Wellesley College en Massachusetts decidió quitar los cuadros creados por inmigrantes, en sus lugares, los curadores decidieron poner pañuelos negros, ya que casi el 20 por ciento del acervo en las salas permanentes fueron creados o donados por migrantes.