Nacional

Hay retratos hablados de los multihomicidas 
de la Narvarte 

Dos testigos, amigos de las personas asesinadas en la colonia Narvarte, aseguran que los cuerpos tenían huellas de tortura; autoridades ya analizan todas las pruebas encontradas. 
David Saúl Vela
04 agosto 2015 0:5 Última actualización 04 agosto 2015 5:0
Familia, amigos y colegas despidieron a Rubén Espinosa. (AP)

Familia, amigos y colegas despidieron a Rubén Espinosa. (AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- La procuraduría capitalina cuenta con los testimonios de dos testigos que podrían ser clave en la identificación y detención de quienes ejecutaron el viernes pasado, en el Distrito Federal, al fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres.

Se trata de Arturo, amigo de Rubén; y Esbeidy, una joven que compartía vivienda con dos de las víctimas el departamento donde se localizaron los cuerpos, ubicado en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, colonia Narvarte.

De acuerdo con lo inscrito en el expediente FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07, dichas personas ya aportaron información que, entre otras cosas, permitió elaborar los retratos hablados de los tres presuntos sicarios.

Gracias a sus dichos, se pudieron conocer detalles de lo que sucedió en citado inmueble durante las horas previas a la multiejecución que mantiene consternado al gremio periodístico mexicano.

Arturo advirtió que llegó junto con Rubén al departamento desde la tarde del jueves, donde convivieron con Nadia Vera Pérez, novia de Rubén, dos mujeres más y tres sujetos a los que nunca antes había visto.

Dijo que durante la madrugada del viernes él se retiró del lugar aduciendo que se sentía cansado, aunque quizá algo le despertó alguna sospecha, pues explicó que antes de irse le propuso a Rubén que también se retirara.

El fotoperiodista, sin embargo, no accedió a retirarse pues en el lugar estaba con su amiga Nadia Vera Pérez, una antropóloga y activista chiapaneca, quien se destacó por su participación en el movimiento #YoSoy132.

La quinta víctima era la señora de aproximadamente 40 años, que ayudaba a la limpieza del departamento, quien llegó la mañana del viernes. A ella, Arturo ya no la vio.

La testigo Esbeidy advirtió que ella no quiso participar en la reunión pues no conocía a los invitados. Se refirió a tres sujetos que llevó una de sus roomies a la que sólo identificó como Nicole.

Dijo que, hasta donde ella sabía, Nicole era de nacionalidad colombiana y que fue ella quien llevó a los tres sujetos desconocidos. Explicó que ella era muy amiguera, quizá por su actividad de edecán.

Para las autoridades resulta significativo dicho testimonio pues de las necropsias practicadas se detectó los cinco cuerpos tenían un disparo calibre .9mm con orificio de entrada en la nuca. Además, tenían moretones por algún tipo de forcejeo, pero fue Nicole la que presentaba múltiples golpes tanto en cuerpo como en cara, es decir, “hubo especial y marcada saña con ella”, dijeron las autoridades.

Esbeidy contó que la mañana del viernes salió a trabajar y al regresar por la noche encontró los cuerpos sin vida. Se percató del robo de diversas pertenencias y del automóvil Ford Mustang, propiedad de la colombiana Nicole.

Anoche, la procuraduría capitalina informó en un comunicado que el citado automóvil color rojo y placas de circulación 486VRN, se localizó abandonado en calles de la delegación Coyoacán. Sobre el avance de las investigaciones, dijo que aún no se identifica plenamente a la colombiana por lo que ya se solicitó información tanto a la embajada de Colombia como al Instituto Nacional de Migración.

Advirtió que personal de la Unidad de la Policía Cibernética de la Policía de Investigación analizó el equipo de videovigilancia instalado en el edificio, pero detectaron que estaba averiado y no se obtuvo material relacionado con el hecho.

Por separado, autoridades capitalinas dijeron que ya también se analiza el material de otras cuatro cámaras del GDF instaladas en inmediaciones del departamento donde ocurrió el multihomicidio.

Además, se está a la espera de obtener más material videograbado de edificios y casas aledañas. La procuraduría capitalina solicitó a la Fiscalía General de Veracruz y a la PGR los expedientes de las averiguaciones previas en donde el fotoperiodista Rubén espinosa Becerril aparece como denunciante.

Dijo que desde el día en que se descubrió el homicidio múltiple, se contactó con familias de las víctimas y se les brinda asistencia psicológica y legal; además de que hay con ellos el compromiso de esclarecer el hecho y capturar a los responsables.