Nacional

Aparece cerro (pero de despensas) en Iztapalapa

La candidata delegacional, Clara Brugada, dice que no son de ella, aunque están cubiertas con una manta suya; "es una bajeza que hagan este tipo de cosas, se nota que alguien nos tiene mucho miedo", dijo la candidata. 
Héctor Gutiérrez
27 marzo 2015 0:17 Última actualización 27 marzo 2015 5:0
Así hallaron la montaña de despensas en Iztapalapa. (Especial)

Así hallaron la montaña de despensas en Iztapalapa. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado fin de semana, en el estacionamiento de la Unidad Habitacional Fuerte de Loreto, en Iztapalapa, aparecieron cientos de bolsas blancas. Aceite para cocinar, galletas, sopa, arroz, papel higiénico, frijol… las elecciones están cerca.

Pero algo llama la atención: a la “montaña” de despensas se le puso encima una lona como las que la candidata de Morena a la jefatura delegacional, Clara Brugada, mandó a hacer para su campaña electoral.

Y es que, aunque es común que los partidos hagan este tipo de repartos en las colonias, no lo es tanto que quien lo hace se “promocione” abiertamente, sino que, más bien, en mensajes directos los repartidores digan: “le manda la candidata…”.

Del equipo de campaña de la candidata de Morena surge inmediatamente el reclamo: “es una bajeza que hagan este tipo de cosas, se nota que alguien nos tiene mucho miedo, porque sabe que vamos a ganar y tratan de desprestigiar a Clara con una cosa así, que resulta un acto vulgar y desesperado”.

Raúl Flores, presidente del PRD del Distrito Federal tiene una explicación: “evidentemente se trata de un juego sucio urdido por el PRI, que se atreve a hacer este tipo de cosas con el objetivo de abrir una brecha en la izquierda para poder avanzar entre los electores”.

Y añade: “Clara es una política con muchísima experiencia y veo muy difícil que hiciera una tontería de ese tamaño”.

Pero la brecha ya está abierta. El pasado fin de semana, durante el registro de candidatos a jefes delegacionales de Morena ante el Instituto Electoral del Distrito Federal, Martí Batres, presidente nacional de ese partido, lanzó una acusación contra Dione Anguiano, candidata perredista por Iztapalapa.

Durante la ceremonia diría: “Dione Anguiano está derrochando más de 100 millones de pesos en entregar despensas y televisores a domicilio, pero eso no le va a servir de nada, vamos a ganar”.

Mauricio López Velázquez, presidente del PRI en el DF, deslindó a su partido de ese reparto: “nosotros no tenemos tanto dinero como para andar repartiendo dádivas”, dijo y salió en defensa de Adriana Torres Villanueva, su candidata a Iztapalapa, de la cual, dijo, “es una empresaria seria, honrada y que no se atrevería a hacer una cosa así”.
Pero Raúl Flores, del PRD, le revira: “es un acto reprobable del PRI tratar de aprovecharse de la necesidad de la gente, ya tuvimos una cosa similar en la colonia Morelos”.

Sobre las aseveraciones de Martí Batres, acerca del derroche de recursos por parte de Dione Anguiano, Flores dijo: “no se puede andar haciendo declaraciones ligeras ni culpar a alguien sin tener los elementos necesarios, yo le diría a Martí que tiene la obligación de probar sus acusaciones”.