Nacional

Hacen estatua al Papa en Ciudad Juárez y a él
eso "no le gusta"

Elio Masferrer, doctor en Antropología y especialista en Religiones, consideró que la escultura no será del agrado de Su Santidad, porque no se apega a su filosofía.
Jafet Tirado/ Enviada Especial
02 febrero 2016 23:29 Última actualización 03 febrero 2016 5:0
El monumento será hecho con una tonelada de bronce y medirá 4.30 m. (Jafet Tirado)

El monumento será hecho con una tonelada de bronce y medirá 4.30 m. (Jafet Tirado)

CIUDAD JUÁREZ.- Los empresarios de la ciudad fronteriza se unieron para que no pasara inadvertida la visita del papa Francisco, el próximo 17 de febrero, y ya elaboran una estatua de cuatro metros con 30 centímetros –de alto– que será formada por el bronce de las llaves que donen los vecinos en la recolección, sin considerar que, a decir de especialistas, ese tipo de “homenajes” no son del gusto del pontífice.

El Financiero hizo un recorrido por el taller donde se construye la obra, de la que hasta el momento sólo se tiene un modelo en plastilina y a gran escala de la que será la cara del Sumo Pontífice. Pedro Rodríguez, el escultor que ha detallado el gesto sonriente con el que será representado el Papa, planea colocar una paloma con las alas abiertas sobre su mano izquierda.

Sin embargo, para los estudiosos de la vida y obra de Bergoglio, el monumento no se apega a los principios de sencillez que ha mostrado Francisco I a lo largo de su trayectoria eclesiástica y no le significaría un motivo de orgullo.

Para Jorge Traslosheros, especialista en Religiones e Historia, el Santo Padre se opone a todo aquello que represente culto a la personalidad y, difícilmente, se atrevería a develar un monumento en su nombre.

“Esas cosas a él no le importan, pero no podemos evitar que la gente lo haga. Cuando se hizo en la Ciudad de México una estatua para Juan Pablo II, a él lo dejó totalmente sin cuidado el asunto y jamás inauguró nada. Yo creo que esta vez se repetirá la experiencia. Los Papas están más allá de estas cosas”, comentó el catedrático.

Para Elio Masferrer, doctor en Antropología y especialista en Religiones, consideró que la escultura no será del agrado de Su Santidad, porque no se apega a su filosofía.

“Bergoglio, digamos, muestra un modelo ‘sencillito’, eso no va con su filosofía. Hacerse homenajes en vida y estatuas es muy habitual en la cultura mexicana, pero en Argentina es un tema muy polémico. Una de las principales críticas al general (Juan Domingo) Perón era que se hacía estatuas y edificios con su nombre, y para los argentinos es algo mal visto”, dijo.