Nacional

Guerrero guardó ley que resolvería caso Ayotzinapa

En Guerrero existe desde 2005 una ley única a nivel nacional que sanciona la desaparición forzada; especialistas dicen que, de aplicarse, se hubieran ahorrado costos políticos.
Jafet Tirado/ David Saúl Vela
26 marzo 2015 0:0 Última actualización 26 marzo 2015 5:0
Al final se intentó echar a volar los papalotes, pero un exceso de gente lo impidió. Pese a ser una muestra dedicada a Ayotzinapa, el tema principal fue Carmen Aristegui.

Hoy se cumplen 6 meses del caso Iguala. (Cusartoscuro)


CIUDAD DE MÉXICO.- En Guerrero existe desde 2005 una ley para sancionar la desaparición forzada, única a nivel nacional, que permite investigar el caso Ayotzinapa de manera expedita, sancionar a todos los culpables, ya sea por acción o por omisión, incluidos funcionarios de alto nivel del gobierno estatal y no se contrapone con la investigación federal de delincuencia organizada.

El exprocurador General de la República, Ignacio Morales Lechuga, explicó a El Financiero que la Ley para Prevenir y Sancionar la Desaparición Forzada de Personas en el Estado de Guerrero, que no fue utilizada por las autoridades, era completamente adecuada para analizar la desaparición de los 43 normalistas y evitar los fuertes costos que ha tenido.

“Hubo un manejo equivocado del caso y fue erróneo no haber utilizado un instrumento jurídico tan eficiente como esta ley en el caso Iguala.

Era muy clara en su aplicación: porque define el delito de desaparición forzada ya sea cometido por una autoridad, como en este caso que estaría representada por los policías, o por civiles ya que también participó un grupo de narcos de Guerreros Unidos.

De haber sido acusados por desaparición forzada, hubiera sido más ágil la detención de funcionarios de alto nivel en el estado; ya que pueden ser consignados todos aquellos que “participaron en el hecho, e incluso los que cometieron omisión, que al final contribuyeron al mismo resultado”.

Incluso, aclaró, en la investigación pudieron colaborar tanto la Procuraduría General de la República (PGR) como la Fiscalía General del Estado de Guerrero. El juez podía turnar a la primera de las dependencias los delitos de orden federal y a la segunda, la de desaparición forzada.

En el documento publicado en octubre de 2005, se mencionan penas de veinte a cuarenta años a quien cometa el delito de desaparición forzada, así como su inhabilitación para cualquier cargo mientras dure su pena.

En caso de que al cometer el delito, la víctima muera, haya sido torturada, violentada sexualmente, o se intentara ocultar el cadáver, la pena será de treinta a cincuenta años. Además, contempla sanciones de ocho a diez años a la persona “que incite a otro a la comisión del delito desaparición forzada”.

Morales Lechuga señaló que la PGR prefirió tipificar el delito como delincuencia organizada y homicidio, en lugar de desaparición forzada, y ese fue un camino más complicado, largo y difícil de probar.

Injustamente el conflicto fue directo contra el presidente, cuando este correspondía al gobernador de Guerrero. La gente está confundida y cree que es culpa del gobierno federal

Gilberto Santa Rita, catedrático de la Universidad Iberoamericana, calificó la ley número 569, como un texto que “se apega a los requerimientos internacionales y brinda los elementos necesarios para poder llevar a cabo una investigación en la materia, de la misma forma en la que lo hacen con las normas federales”, sin embargo, agregó:

“El nivel de desconfianza que tenían los guerrerenses y el gobierno federal en los funcionarios, provocó que lo atrajera la PGR”.

Santa Rita afirmó que con esta norma se hubieran disminuido los costos políticos, sociales y hasta económicos que ha tenido el caso. Pero la adopción de este por las autoridades federales puso en evidencia que, incluso la PGR, carecía de la infraestructura y especialistas para estudiar los presuntos restos de los normalistas.

Francisco Venegas Trejo, profesor decano en Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de la UNAM, advirtió que la aplicación de la ley de desaparición forzada para Guerrero no sólo pudo prevenir un caso tan ominoso como la agresión a los normalistas, sino también ahorrarle muchas críticas al Estado mexicano. “Una de éstas críticas es que en México hay demasiadas leyes y no se les da cumplimiento, lo cual equivale a que no existan, y en efecto para tener un verdadero Estado de Derecho debemos cumplir las leyes y no únicamente presumirlas.

En México tenemos la mala costumbre de hacer leyes y luego guardarlas en el cajón como es el caso de ésta ley de Guerrero”, agregó.
Para Morales Lechuga aún es posible que el caso Iguala cambie su rumbo y se analice con la ley de desapariciones forzadas; ya que los delitos no han sido prescritos y el juez encargado puede reclasificarlos.

“El estado de guerrero puede retomar la ley, inclusive la PGR, porque la competencia no es ministerial, o fiscal, sino judicial, lo que quiere decir que son los jueces los que deben identificar la competencia y se puede pedir la reclasificación de los delitos”.

Todas las notas NACIONAL
Humberto Moreira quiere ser diputado en Coahuila
Marcha de profesores desquicia Acapulco y Autopista del Sol
Congreso de Morelos aprueba revocar mandato a Cuauhtémoc Blanco
Sedesol denuncia anomalías en pensiones para adultos mayores
Ejército no debe salir de las calles hasta que gobernadores garanticen seguridad: CCE
Peña llama a fortalecer policías para regresar al Ejército a cuarteles
Cada vez más empresas le entran a la inclusión laboral
Rosario Robles firma convenio de cooperación con Holanda
Hallan calcinados a tres policías ministeriales en Guerrero
Hallan cuatro cuerpos en fosa clandestina en Tejupilco, Edomex
Enfrentamiento en Zamora, Michoacán deja un muerto y 4 lesionados
Derecho de Réplica del expresidente de México Felipe Calderón
Despiden a 615 maestros de la CNTE; apenas 1% de los que deberían cesar
La otra cara de los migrantes: regresan y tienen trabajo sustentable
Retraso legislativo: 66% en Diputados y 100% en el Senado
La ALDF corregirá la Ley de Vivienda
Constituyente quita párrafo sobre cobro de la plusvalía
Desnaturalizan nuestra función, advierte Sedena
Ruiz Massieu gana el #Retoguacamole
Basílica de Guadalupe espera 7 millones de peregrinos
Ordena INE a Ricardo Anaya abstenerse de contratar cápsulas en medios de comunicación
Propone titular de la PGR Ley General de Delincuencia Organizada
Ruiz Massieu, la canciller que le pone sazón al guacamole
AMLO respalda declaraciones de Cienfuegos
Advierten habitantes de Milpa Alta que se armaran para combatir a la delincuencia