Nacional

Guerrero, con déficit mayor a 50 mil viviendas de interés social

Debido a que las vivienderas redujeron su ritmo de construcción en Guerrero por los huracanes Ingrid y Manuel, la entidad enfrenta un déficit anual de 50 mil viviendas de interés social, afectado a miles de trabajadores, reveló la AMPI.
Corresponsal Enrique Villagómez
31 mayo 2016 17:13 Última actualización 31 mayo 2016 18:30
viviendas

Acapulco es uno de los municipios con mayor déficit de viviendas de interés social en Guerrero. (Cuartoscuro)

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios (AMPI), el estado de Guerrero enfrenta un déficit inmobiliario de interés social por el orden de las 50 mil viviendas cada año, lo que representa un serio problema para miles de trabajadores quienes se quedan sin poder ejercer sus créditos aprobados.

En entrevista con El Financiero, el presidente de dicha asociación, Ignacio Lacunza Magaña, detalló que el mayor problema se concentra en los principales municipios del estado como Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco e Ixtapa Zihuatanejo, debido a que las constructoras no están edificando el número de viviendas que requieren los trabajadores que han podido acceder a un crédito por parte del Infonavit e ISSSTE principalmente.

“Estamos hablando que después del paso de los fenómenos naturales Ingrid y Manuel, las vivienderas contrajeron su ritmo de construcción debido a problemas para conseguir predios accesibles en zonas urbanas, así como también por el tema de la inseguridad del cual fueron víctimas muchas de ellas”, explicó.

Puntualizó que desde hace un par de años se viene arrastrando con este déficit por encontrar viviendas de interés social, cuyos precios fluctúan entre los 225 mil y 400 mil pesos, debido a que son muy solicitadas no solo por la gente local, sino que también habitantes de otras entidades federativas buscan adquirirlas como segundas residencias por el atractivo natural que representan lugares como Acapulco principalmente.

“Las viviendas de interés medio también se están moviendo aunque a menor ritmo que las de interés social, porque instituciones como el Ejercito, Marina, Seguro Social y Petróleos Mexicanos entre otras, si les están prestando a sus trabajadores para adquirir propiedades de hasta un millón y medio de pesos. Donde sí estamos prácticamente parados es en el sector residencial alto y de lujo, porque el tema de la inseguridad si afecto a este segmento de mercado”.

Por otra parte, el presidente de la AMPI, aceptó que cada vez son mayores y más frecuentes los fraudes que se cometen durante la renta de propiedades a través de internet, ya que en muchos de los casos las imágenes y los pagos que se realizan por anticipado no corresponden a lo ofrecido, e incluso muchas de esas veces ni siquiera existe la vivienda arrendada.

“Tan solo durante el periodo vacacional de semana santa llegamos a conocer de una veintena de casos donde las personas se quejaron porque la casa o el departamento que rentaron para descansar, no tenía todo lo que les prometieron o no estaba ubicado donde decía el anuncio de internet, e incluso se dieron casos donde las propiedades ni siquiera existían”.