Nacional

Grupos de transportistas se enfrentan en Chilpancingo

Grupos antagónicos de transportistas se enfrentaron en el zócalo de Chilpancingo, capital de Guerrero, dejando un saldo de al menos 10 heridos y vehículos incendiados. 
Enrique Villagómez/ Corresponsal
20 julio 2015 18:39 Última actualización 20 julio 2015 19:5
Transportistas Guerrero. (Cuartoscuro)

Transportistas se enfrentaron este lunes en Chilpancingo, Guerrero. (Cuartoscuro)

CHILPANCINGO.- Un choque a pedradas, tubazos y golpes entre dos grupos antagónicos de transportistas dejó un saldo de al menos 10 personas heridas e igual número de vehículos incendiados y vandalizados en pleno zócalo de Chilpancingo, capital del estado de Guerrero.

El enfrentamiento inició alrededor de las 15:00 horas cuando integrantes de la Confederación de Organizaciones y Sitios de Transportistas del Estado de Guerrero (COSTEG) acudió la plancha de la Plaza Primer Congreso de Anáhuac a desalojar un plantón de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero (CETIG).

Los primeros, horas antes instalaron un puesto de revisión en el mercado Baltazar R. Leyva Mancilla de la capital para detectar vehículos “piratas”, entre taxis y urvans, con la intención de eliminar la competencia desleal e ilegal, dijeron.

Luego de un consenso entre más de 70 líderes de diferentes agrupaciones y unos 300 choferes, decidieron ir al zócalo donde la CETIG mantenía un plantón desde hace meses junto con un ala radical de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), a quienes empezaron a desalojar.

Los integrantes de la COSTEG eran liderados por Inocente Mojica Peña, los cuales fueron recibidos a pedradas, por lo que se registró un enfrentamiento de más de 45 minutos que dejó como saldo a una decena de personas heridas a pedradas, palos y tubos.

Además, un número similar de vehículos, entre taxis y urvans de la CETIG que dirige Juan Mendoza Tapia, fueron incendiados y vandalizados por los que se dicen transportistas legalmente constituidos.

El enfrentamiento provocó el cierre de decenas de negocios de por sí afectados por el plantón que la CETEG tiene instalado en la plancha del zócalo de Chilpancingo, sin que alguna autoridad estuviera presente para contener los actos vandálicos y las agresiones entre ambos bandos.

Aprovechando la incursión de la COSTEG, también destruyó el campamento del magisterio disidente, donde quemaron lonas, carpas y otros objetos.

Los transportistas detuvieron a unas 15 personas, a quienes rodearon y tiraron al piso con las manos en la nuca y boca abajo, los cuales fueron atendidos en ese mismo lugar por paramédicos de la Secretaría de Protección Civil del gobierno del estado, cuyo personal de Bomberos también participó en sofocar las llamas de los vehículos incendiados.