Nacional

Grupo criminal se adjudica ataque en el BPM de Playa del Carmen

El fiscal del Quintana Roo reiteró que entre las principales líneas de investigación está el cobro de piso por parte de un grupo criminal y un posible conflicto con narcomenudistas.
David Vela
17 enero 2017 9:34 Última actualización 17 enero 2017 10:59
Balacera en Playa del Carmen

La fachada del Blue Parrot. (Reuters)

A través de una manta, un grupo criminal reivindicó la balacera ocurrida la madrugada del lunes en el centro nocturno Blue Parrot, ubicado en la zona turística de Playa del Carmen, Quintana Roo.

"Esto es una muestra de que ya estamos aquí. Fue por no alinearte Phillip-BPM. Es el inicio, vamos a cortar las cabezas de Golfos, Pelones y Chapulines. El FayoZ Vieja Escuela", dice la manta.

La fotografía de la manta fue publicada este martes por el semanario Playa News Aquí y Ahora, y dice que fue colocada durante la madrugada en un muro de avenida 85 y 90 con 11 sur.

Hasta el momento las autoridades estatales no han dado información sobre la aparición de la manta.

En tanto, Miguel Ángel Pech Cen, fiscal general de Quintana Roo, en entrevista en Radio Fórmula reiteró que entre las principales líneas de investigación está el cobro de piso por parte de un grupo criminal. Dijo que también se indaga un posible conflicto con narcomenudistas.

Sobre la mecánica de los hechos, insistió en que fue un sujeto solitario que llegó al lugar "quizás a cobrar el derecho de piso" y ya en el interior del establecimiento se desató la balacera.

Destacó que no se ha podido identificar al agresor, sólo se sabe que iba con playera blanca y gorra. Dijo que este sujeto conocía bien el lugar pues se cuidó de no ser captado por las cámaras de seguridad.

Aseguró que hasta el momento hay resistencia de muchas personas a colaborar con la autoridad y con los testimoniales que se tienen no ha sido posible elaborar un retrato hablado del atacante.

Puntualizó que entre los cuatro detenidos hay un taxista que trasladó al agresor luego de la balacera, aunque no se ha establecidos si actuaron en complicidad o fue circunstancial la presencia del chofer.

Explicó que al investigar al citado taxista se descubrió que se trata de un expolicía municipal de Playa del Carmen que fue dado de baja y quien también estuvo preso por extorsión, por lo que aún no se define su situación jurídica.