Nacional

Graco Ramírez compró 'suero antialacrán' de agua y almidón

Un lote de antídoto que adquirió el gobierno de Morelos y utilizó para atender a los pacientes con picadura de este insecto resultó ser falso, según revelaron estudios de laboratorio, por lo que la Cofepris ordenó su retiro.
Héctor Gutiérrez 
24 abril 2017 22:45 Última actualización 25 abril 2017 5:0
Así se ven las vacunas falsas y las verdaderas.

Así se ven las vacunas falsas y las verdaderas.

En Morelos, alrededor de 50 personas al día son víctimas de picaduras de alacrán, cuya especie endémica es potencialmente más venenosa que la de cualquier otra entidad del país.

Durante varios meses, las picaduras de este insecto fueron atendidas con agua destilada y almidón; es decir, la Secretaría de Salud del gobierno de Graco Ramírez adquirió “antídoto” falso, lo que provocó incluso decesos.

En marzo pasado, el doctor Agustín Benítez, médico adscrito al área de urgencias del Hospital General de Cuernavaca, junto con un grupo de médicos, denunció este hecho ante la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y, luego de diversos exámenes de laboratorio, se determinó que el suero antialacrán era falso, por lo que ordenó que fuera retirado de inmediato.



En entrevista con El Financiero, Benítez dijo que “los médicos nos dimos cuenta de que este medicamento es falso debido a que los pacientes no presentaban los resultados adecuados, por lo que se hizo la denuncia correspondiente.

“Tenemos algunos frascos de este antídoto, que lo mandamos al laboratorio y de inmediato se emitió una alerta sanitaria, donde la Cofepris le ordena al gobierno del estado retirar ese lote en virtud de que se sospecha de una compra irregular. Después, la misma Cofepris concluye que efectivamente se trata de un medicamento falso”, comentó el médico.

Señaló que “aquí lo grave del asunto es que se compró un medicamento que se determinó que era falso y que se estuvo aplicando, ese es el asunto de fondo”.

Estos hechos fueron denunciados por Benítez en marzo pasado y la respuesta del gobierno de Graco Ramírez fue correrlo de su trabajo, argumentando “abandono de empleo”; sin embargo, el propio médico señala que “no existió ningún abandono de mi trabajo, me fui de vacaciones de Semana Santa, que me fueron autorizadas por la dirección del hospital”.

Sobre el número aproximado de dosis que se administraron, Benítez señaló: “Sí puedo asegurar que la cifra fue muy alta”.

Agustín Benítez
apuntó que, “aunque el suero falso ya fue retirado, esta semana presentaré una denuncia penal ante la PGR contra quien resulte responsable de la compra de este medicamento falso, porque hubo personas que, por no recibir el medicamento adecuado, murieron”.

De acuerdo con Benítez, “la picadura de alacrán provoca salivación excesiva, sensación de un cuerpo extraño en la laringe, el paciente no puede respirar, tiene escozor en la narina, siente que se le cierra la garganta, por lo que, de no recibir rápidamente el antídoto, puede morir”.