Nacional

Gobierno de Morelos pide al obispo de Cuernavaca luche contra la mentira

El secretario de Gobierno acusó al obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, de hacer falsas y tendenciosas acusaciones contra el gobierno; aseguró que no se trata de “una confrontación del gobierno con la Iglesia”.
Anabel Clemente
29 marzo 2017 15:39 Última actualización 29 marzo 2017 15:39
Ramón Castro, obispo de Cuernavaca

Ramón Castro, obispo de Cuernavaca. (Archivo/Cuartoscuro)

El secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina, exigió al obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, que se una a la lucha contra la mentira. “Le pedimos que pruebe sus dichos”, dijo.

Tras las declaraciones del obispo en contra del gobierno estatal, el funcionario afirmó que desde hace cuatro años, Morelos construye una sociedad en la que se respetan todas las expresiones políticas e ideológicas, además de las preferencias sexuales.

Citó como ejemplo la aprobación de los matrimonios igualitarios en la entidad en 2016, un tema que combatió Castro Castro y del que dijo que “no es una confrontación del gobierno con la iglesia, es una agenda del obispo Castro frente al gobierno progresista que encabeza Graco Ramírez”.

Respecto de la declaración sobre el “cobro de porcentajes” por la asignación de obras en la administración morelense, Matías Quiroz pidió que presente las pruebas, pues “quien acusa está obligado a probar y sobre todo a denunciar, no hacerlo genera impunidad y corrupción”.

En contraste, aseguró que el prelado sí ha sido acusado por la feligresía, de querer adueñarse de los “recursos millonarios” de la feria patronal en Tepalcingo, Morelos.

“Y no lo decimos nosotros, lo dicen los propios mayordomos del Santuario del Santísimo, como ustedes mismos lo han registrado en sus medios. Quizá por eso el obispo se atreve a decir que los medios están vendidos”, agregó.

También declaró que el obispo ha sido señalado de vivir lejos de la austeridad que predica el Papa Francisco, pues cuando llegó a la Diócesis de Campeche se construyó una casa de más de 10 millones de pesos, y al instalarse en Morelos, pidió la creación de una cancha de tenis.

“Negamos categóricamente los dichos expresados por el obispo Castro en relación con una supuesta campaña de desprestigio y persecución en su contra”, reiteró.