Nacional

Gobierno capitalino inicia entrega de silbatos antiacoso a mujeres 

El silbato se entrega acompañado de un folleto donde se indica a la usuaria en qué casos usarlo; le ofrece teléfonos para solicitar servicios de atención y contiene el listado de la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales a donde deberán conducirla en caso de haber sufrido una agresión sexual.
Héctor Gutiérrez
05 julio 2016 13:23 Última actualización 05 julio 2016 13:23
Silbatos

Los silbatos son entregados en las estaciones Pino Suárez, Hidalgo, Guerrero, Pantitlán, Balderas y Chapultepec. (@MetroCDMX)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno de la Ciudad de México entregó silbatos contra la violencia hacia las mujeres en seis estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro: Pino Suárez, Hidalgo, Guerrero, Pantitlán, Balderas y Chapultepec, para prevenir y disuadir el acoso y el abuso sexual.

En una primera etapa se distribuirán 15 mil silbatos en las estaciones mencionadas y en juzgados cívicos, hasta agotarse, de lunes a viernes de 08:00 a 16:00 horas.

La secretaria de Gobierno, Patricia Mercado; el consejero Jurídico y de Servicios Legales, Manuel Granados y los directores generales del STC, Jorge Gaviño y del Instituto de las Mujeres, Teresa Incháustegui, iniciaron con la entrega simultánea en las estaciones, Pino Suárez, Chapultepec, Hidalgo y Balderas, respectivamente.

En tanto que en Pantitlán estuvo el director ejecutivo de Justicia Cívica, Mario Torres y en Guerrero, la subsecretaría de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública, Yolanda García.

El silbato se entrega acompañado de un folleto donde se indica a la usuaria en qué casos usarlo; le ofrece teléfonos para solicitar servicios de atención y contiene el listado de la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales a donde deberán conducirla en caso de haber sufrido una agresión sexual.

La distribución estuvo precedida de la entrega de protocolo y tarjeta de indicaciones a los más de mil 400 agentes de la SSP capitalina asignada a la operación de seguridad en el STC.

Personal del Metro e Inmujeres explicaron a las usuarias que la diferencia principal entre gritar o sonar el silbato, es que este alcanza hasta 700 metros de distancia.

En la capital del país se trabaja en el tema de seguridad hacia las mujeres, por lo que señalaron que ha aumentado la vigilancia de cámaras de seguridad y colocado botones de alarma en autobuses y espacios públicos, entre otras medidas.

El sonido del silbato, que busca prevenir y disuadir el acoso y la agresión sexual, tiene la función de alertar y solicitar el apoyo inmediato de la policía.

Sonar el silbato es el primer paso para solicitar ayuda. Posteriormente se puede levantar una denuncia cuando se trata de acoso o abuso sexual y el agresor debe ser trasladado a una Agencia de la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales.