Nacional

Fiscal anticorrupción de NL cierra el caso KIA

El fiscal anticorrupción de la entidad, Enrique Canales, explicó que la Subprocuraduría a su cargo inició una investigación del caso a partir de las denuncias en medios de comunicación.
Adriana Esthela Flores
15 marzo 2016 23:6 Última actualización 16 marzo 2016 5:0
Jaime Rodríguez Calderón estuvo en la Ciudad de México. (Eladio Ortiz)

Jaime Rodríguez Calderón estuvo en la Ciudad de México. (Eladio Ortiz)

En el caso de la armadora coreana KIA, el jefe de gabinete del gobierno de Nuevo León, Fernando Elizondo, y el secretario de Desarrollo Económico, Fernando Turner, “no incurren en un conflicto de interés y el caso está cerrado”, sentenció el fiscal anticorrupción de la entidad, Enrique Canales.

En entrevista con El Financiero, explicó que la Subprocuraduría a su cargo inició una investigación del caso a partir de las denuncias en medios de comunicación.

“Nuestras conclusiones son las siguientes: en el caso de Fernando Turner está claro que no participaba en el gobierno en los tiempos en que se tomó la decisión de apoyar a KIA. Fue durante el régimen del gobernador Medina y él entró apenas con Jaime Rodríguez, de manera que no estuvo involucrado en ese proceso de decisión”, explicó.

Para Canales, la venta a KIA de 20 mil piezas de sistemas de escape de gases para autos por parte de Katcon –que pertenece a la familia de Turner– no es “significativa”.

“Las ventas que señalan los diario, hecha por una empresa en la cual su familia es accionista, representan un porcentaje mínimo en la producción de esta empresa; es decir, son menos del 1% de las ventas. De manera que no es pensable que esa venta pueda ser significativa como para constituir un conflicto de intereses”, destacó.
“El señor Turner no participa en la administración de la empresa. Su familia tiene acciones en ella, pero Fernando no participa en lo que hace la compañía”, agregó.