Nacional

Federales han declarado hasta en dos ocasiones por caso Iguala: CNS

La Policía Federal aseguró que todos los elementos que se encontraban en la región han rendido declaración ante el Ministerio Público de la Federación, algunos de ellos hasta en dos ocasiones. 
David Saúl Vela
14 abril 2016 19:23 Última actualización 14 abril 2016 19:23
Enrique Francisco Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía Federal. (Eladio Ortiz)

Enrique Francisco Galindo Ceballos, comisionado general de la Policía Federal. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Policía Federal aseguró que la línea de investigación que reveló la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que implica a dos de sus elementos en el caso Ayotzinapa, no aporta nuevos elementos al caso.

A través de un comunicado de prensa emitido esta tarde, la corporación que encabeza Enrique Galindo Ceballos expresó su “pleno respeto” a la CNDH, presidida por Luis Raúl González Pérez.

Señaló que desde el inicio de las investigaciones sobre los hechos ocurridos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, la Policía Federal ha aportado todos los elementos que le han solicitado y ha dado seguimiento puntual al caso.

“Los señalamientos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, sobre la supuesta participación de dos elementos de la Policía Federal, fueron integrados con anterioridad al expediente y sobre los cuales se han desarrollado diversas diligencias por lo que no representan una aportación adicional al expediente”, dijo la corporación.

Señaló que todos los elementos de la Policía Federal que se encontraban en la región “han rendido declaración ante el Ministerio Público de la Federación, algunos de ellos hasta en dos ocasiones”.

Aseguró que pese a ello, hasta el momento no se ha confirmado alguna responsabilidad en su contra.

No obstante, se dijo dispuesta a atender cualquier requerimiento por parte de la Procuraduría General de la República, instancia que deberá informar sobre el desarrollo de la investigación.

Al mediodía, la CNDH reveló una "nueva línea de investigación" que advierte que en la agresión y desaparición de estudiantes de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014, no sólo participaron policías municipales de Iguala y Cocula, sino también policías municipales de Huitzuco y dos elementos de la Policia Federal.

Según la propia CNDH, dicha revelación se logró con base en un testimonio que obtuvo y que lleva a una "nueva ruta de desaparición", a partir de una acción ocurrida en el llamado Puente del Chipote, frente al Palacio de Justicia de Guerrero, en Iguala, y que está dirigida a Huitzuco.