Nacional

Familia de Salvador Adame exige nuevas pruebas de ADN

Navidad Adame, hija del periodista michoacano cuyos restos fueron encontrados calcinados, también pidió que la PGR atraiga la investigación sobre la desaparición y muerte de su padre. 
Arturo Estrada | Corresponsal
27 junio 2017 11:6 Última actualización 27 junio 2017 11:55
Navidad Adame

La hija de Salvador Adame, Navidad Adame, pidió que la PGR atraiga la investigación. (Especial)

MORELIA.- La hija del periodista Salvador Adame Pardo, Navidad Adame Urtiz, puso en entredicho las pruebas de ADN que les practicaron a los restos calcinados que halló la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

Por ello, exigió que se realicen nuevas pruebas a través de una institución prestigiada y que la Procuraduría General de la República atraiga la investigación.

En rueda de prensa, Navidad Adame dijo que "tenemos mucho dolor y queremos que el Gobierno federal ya acabe con tanta inmunidad que existe en la región de la Tierra Caliente".

En Michoacán el crimen organizado ha dejado dolor y muerte, "y ya no queremos más viudas ni más huérfanos", comentó entre lagrimas.

Además, reprobó que la Procuraduría estatal vincule a su padre con el crimen organizado, pues "lo están revictimizando".

También pidió que se investigue al presidente municipal de Múgica, Salvador Ruiz Ruiz, porque "había una relación muy ríspida y amenazante" con Adame Pardo.

Navidad Adame ofreció una disculpa por la ausencia en la rueda de prensa de su mamá, Frida Urtiz, quien "sufrió un infarto la semana pasada y sigue hospitalizada".

En tanto, Patricia Monreal, en representación del gremio periodístico del estado, condenó el asesinato del periodista Salvador Adame y exigió que no se de 'carpetazo' a las investigaciones.

Paralelamente, la Procuraduría estatal ratificó que a través de estudios de genética forense se pudo corroborar que los restos encontrados ayer corresponden a la víctima que fue reportada desaparecida el pasado 18 de mayo en el municipio de Múgica.

Durante los trabajos se hallaron los restos humanos en el lugar conocido como Barranca del Diablo, sobre la carretera que conduce de Nueva Italia a Lombardía, pasando el puente de El Marquez, perteneciente al municipio de Gabriel Zamora, concluyó la dependencia.