Nacional

La ‘casita’ de 2 mil m2 de la esposa de Graco

Elena Cepeda, esposa del gobernador de Morelos, compró una mansión en una exclusiva colonia de la capital del estado por la que pagó 8 millones de pesos.
Héctor Gutiérrez 
20 agosto 2017 22:6 Última actualización 21 agosto 2017 5:0
Elena Cepeda es directora honoraria del DIF Morelos. (Tomada de @ElenaCepeda_)

Elena Cepeda es presidenta estatal del DIF Morelos. (Tomada de @ElenaCepeda_)

Sin contar con ingresos propios, pues el cargo de presidenta estatal del DIF que ostenta es honorífico y no tiene ninguna remuneración, Elena Cepeda, la esposa del gobernador de Morelos, Graco Ramírez, compró, de contado, una mansión por la que pagó 8 millones de pesos.

Ubicada en la calle Vergel número 16 de la exclusiva colonia Bondies Chipitlán, de Cuernavaca, Morelos, el inmueble tiene una superficie de 2 mil 269 m2 y 820 m2 de construcción.

El pasado 2 de junio, ante el notario público número 8 de aquella ciudad, José Antonio Acosta Moreno –utilizado por el gobernador en todas sus transacciones inmobiliarias–, Cepeda formalizó la compra-venta de esta mansión que era propiedad de DRG Integradora, SA de CV, que en ese acto estuvo representada por Raúl Olvera Rosell.

Llama la atención el hecho de que, para liquidar este inmueble, la esposa del gobernador pagó con dos cheques personales, ambos fechados el 2 de junio de este año, foliados con los números 0000003, por tres millones de pesos, y 0000004, por cinco millones de pesos, de la cuenta número 60583038384 del Banco Santander, que fueron girados a favor de DRG Integradora.

papeles_de_la_transaccion-01.jpg

LOS ANTECEDENTES

El 25 de mayo pasado, J&J arquitectos y asociados entregó a Cepeda un avalúo que ésta contrató para determinar el valor comercial de ese inmueble. De esta forma, se determinó que los 2 mil 269 metros cuadrados de terreno valían cinco millones 305 mil 920 pesos y 36 centavos; es decir, dos mil 338 pesos y 44 centavos por metro cuadrado, mientras que los 820 metros cuadrados de construcción los valuó en dos millones 694 mil 218 pesos y 71 centavos; es decir, tres mil 285 pesos y 63 centavos por metro cuadrado.

De acuerdo con la declaración para el Pago de Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles, esta mansión, que quedó registrada con el número de escritura 464 y que fue protocolizada el 2 de junio pasado, tiene un valor catastral de seis millones 101 mil pesos y un valor comercial de ocho millones de pesos.

Por él, Cepeda de León pagó dos por ciento de impuestos (160 mil pesos), además del 15 por ciento (de esos 160 mil pesos) de apoyo a la educación (24 mil pesos), cinco por ciento proindustrialización (ocho mil pesos) y cinco por ciento pro UAEM (ocho mil pesos), 200 mil pesos en total.

El propio avalúo señala que la sala-comedor, la cocina, los baños y las recámaras tienen pisos de mármol, mientras que los muros cuentan con aplanados y pintura vinílica.

No obstante, según vecinos de la colonia, antes de habitar este in-mueble Cepeda lo remodeló completamente, instalándole acabados de lujo cuyo costo es difícil de calcular.

Un dato interesante aportado por los vecinos es que, antes de que Cepeda adquiriera este inmueble, DGR Integradora lo tenía la venta en 17 millones de pesos, aunque ella los adquirió a menos de la mitad de este precio.

El Financiero se dio a la tarea de buscar si existen o existieron lazos comerciales entre DGR Integradora y el gobierno de Graco Ramírez, pero en la página electrónica de Transparencia no existe registro alguno con el que se pudiera establecer.

Así, tomado en cuenta que el costo real es más elevado de lo que se asentó en el acta notarial y sumando el costo de su remodelación, Elena Cepeda desembolsó una fuerte suma de dinero para reestrenar la mansión que habita desde hace unos días.